"Agarramos una lomita al tomar la curva, el colectivo derrapó y luego volcamos"

Enzo Orillo y su madre, Mercedes Talavera
Enzo Orillo y su madre, Mercedes Talavera Fuente: LA NACION - Crédito: Tomás Cuesta
Alejandro Horvat
(0)
29 de noviembre de 2019  • 14:02

Sobre la Avenida 9 de julio, a una cuadra de la escuela 41, vive Enzo Orrillo, de 11 años. Acaba de llegar del hospital porque ayer estuvo adentro del micro que se accidentó en la ruta 2. Él solo se lastimó la muñeca. Ahora anda descalzo y camina por el patio delantero de su casa. Su testimonio va en línea con lo que declaró Alberto Maldonado, el chofer del ómnibus. Ambos dijeron haber sentido un pequeño salto antes del vuelco.

"Soy Enzo, por Francescoli. Yo iba adentro del micro junto a mis compañeros rumbo a Mundo Marino. Estoy bien de ánimo, no estoy asustado. Del accidente me acuerdo que agarramos como una lomita al tomar la curva, el colectivo derrapó un poco y luego agarró otro desnivel y volcamos", dijo.

Mientras que el conductor declaró frente al fiscal Jonatan Robert que él no venía usando celular, ni tomando mate. Dijo que no se quedó dormido y que cumplió con las normas de seguridad. Culpó al mal estado de la ruta y admitió que, tras tomar un salto, sintió una explosión de un neumático y "el volante quedó loco".

Declaración

De acuerdo a su declaración: "Antes de llegar al kilómetro 141 de la ruta dos, hay como un puentecito y yo siempre lo paso del lado izquierdo, porque tiene como un salto, hay un desnivel de la ruta en ese lugar. Si paso por ahí el neumático golpea y los pasajeros se despiertan".

Mercedes Talavera, de 42 años, es la madre de Enzo. Ella agradece que él esté bien, aunque dice no tener consuelo por lo que sucedió con las dos chicas fallecidas y el resto de los compañeros que aún están en grave estado.

"Solo tiene un hematoma por suerte. Yo me enteré por el grupo de WhatsApp, fui con el auto de otra mamá y no teníamos el dato de que Enzo estaba bien. Por suerte él pudo pedir un celular y llamarme. Pero las madres de mujeres estaban desesperadas porque habían dicho que las fallecidas eran niñas. No hay consuelo", dice Talavera.

En el Hospital Municipal de Chascomús hay cinco menores que habían quedado en observación y serán dados de alta hoy. En el Hospital Eva Perón de San Martín, queda internada una niña en terapia intensiva, a quien le amputaron una pierna. En tanto, en el Hospital Ludovica de La Plata, donde había internados tres menores, el niño que ingresó con traumatismos graves en ambos brazos se encuentra estable y lúcido. De las niñas en ese hospital, una ingresó con traumatismo encefalocraneano moderado y ya se encuentra lúcida en una sala de terapia Intermedia. La otra sufrió un traumatismo de cráneo moderado. En Hospital El Cruce, de Florencio Varela, permanecen internados un menor y un adulto, y habrá novedades acerca de su estado después del mediodía. Los tres niños que habían llegado hasta el Hospital Materno Infantil de Tigre evolucionan favorablemente.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.