Coronavirus en la Argentina: la Ciudad prevé testear al personal de los geriátricos

En el hogar Beit Sión, ubicado en el barrio porteño de Flores, se detectaron 39 casos positivos del nuevo coronavirus
En el hogar Beit Sión, ubicado en el barrio porteño de Flores, se detectaron 39 casos positivos del nuevo coronavirus Crédito: Google Maps
Fabiola Czubaj
(0)
23 de abril de 2020  • 20:32

Con la entrada del nuevo coronavirus en cinco geriátricos porteños, las autoridades de la Ciudad testearán al personal de esas residencias para adultos mayores. En el último mes, se confirmaron 79 casos, con dos fallecidos, en instituciones de los barrios de Flores, Parque Avellaneda, Belgrano, Vélez Sarsfield y Villa Devoto. Hoy se investigaba la muerte de un hombre de 103 años en un geriátrico de Palermo.

El plan de testeos que prevé implementar el Ministerio de Salud porteño comenzará apenas reciban la primera entrega de esas pruebas serológicas para detectar la presencia de anticuerpos a la infección por el SARS-Cov-2 . Se evaluará al personal de la salud de los hospitales y los Cesac, los trabajadores de los geriátricos y la policía.

Inicialmente, según pudo conocer LA NACIÓN, prevén repetir esas pruebas cada 10 días, aunque aclaran desde la cartera sanitaria que el intervalo se irá modificando de acuerdo con la evolución del escenario epidemiológico y que se cumplan los plazos de entrega de los kits que compró a China y una farmacéutica estadounidense.

"Vamos a recibir los tests este fin de semana o, a más tardar, el lunes", precisó hoy el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli . El funcionario indicó que empezarán con "los profesionales de la salud, en quienes recae la principal preocupación por el embate que están teniendo", para seguir con el personal de los geriátricos, "donde se concentra una de las mayores poblaciones de riesgo". Luego, será el turno del personal policial "por estar muy expuesto en la calle".

A casi dos meses de la confirmación del primer caso de enfermedad por el nuevo coronavirus (Covid-19) en el país, aún se desconoce cuán extendida está la circulación del virus pandémico. Esto empezaría a revertirse en las próximas semanas con los primeros testeos en la población que están anunciando tanto la Ciudad como la Nación.

Las autoridades sanitarias nacionales empezarán mañana el estudio de vigilancia epidemiológica, que consistirá en tomar 350 muestras diarias para estos testeos más rápidos que la técnica molecular por PCR que utiliza Anlis-Malbrán y la red nacional de laboratorios de influenza y otros virus respiratorios para diagnosticar Covid-19 en las personas con fiebre de 37,5ºC más tos, dificultad respiratoria, dolor de garganta o pérdida del olfato o el gusto, neumonía o insuficiencia respiratoria aguda grave.

En el país, el 20% de los infectados es personal de la salud, incluidos profesionales que trabajan en geriátricos. En la ciudad, funcionan 478 geriátricos habilitados; se confirmaron 79 casos y dos muertes en Apart Incas (Belgrano), Hogar San Lucas (Parque Avellaneda), Geriátrico Cervantes (Vélez Sarsfield), Residencia Libra (Villa Devoto) y el Hogar Beit Sion (Flores), donde se hizo una colecta para comprar 170 tests y evaluar a los 80 adultos mayores y los 90 empleados tras la muerte por Covid-19 de uno de sus residentes a comienzos de este mes.

"A ciegas"

"Sin testeos estamos a ciegas de lo que está pasando con el virus en la población", dijo Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad de la Defensoría del Pueblo porteña. En diálogo con LA NACIÓN, insistió hoy en la necesidad de garantizar normas de bioseguridad, insumos y testeos en todos los geriátricos, incluidos aquellos que estén funcionando de manera irregular. "No hay que estar planificando para empezar a trabajar pasado mañana. Hay que controlar que esas medidas se están implementando y, si algo falta, exigirles a los empresarios que adquieran los elementos que deban utilizar o que el Estado se lo entregue y se lo descuente después de los costos de las camas que contrata o las cuotas", dijo Semino.

El defensor puso como ejemplo la respuesta del Hogar Beit Sion, donde la comunidad se organizó para reunir unos 2,5 millones de pesos y comprar las pruebas con las que detectaron que 35 mayores y cuatro empleados habían enfermado, según explicó a los medios Ricardo Barmat, director médico del lugar. El 35% no tenía síntomas.

Por ahora, la ciudad evaluará a los profesionales y al resto de los empleados de estas residencias para detectar si estuvieron expuestos al nuevo coronavirus. Hoy, además, un equipo de 80 empleados de los ministerios de Salud y Desarrollo Humano y Hábitat empezó a controlar si los geriátricos porteños están implementando el protocolo para la prevención y manejo de casos sospechosos de Covid-19. Hasta la tarde, habían relevado poco más de un centenar de esas instituciones y, según indicaron desde la ciudad, completarán esos controles hoy. Hasta el momento, no se conocían los resultados obtenidos en la primera jornada de esos controles.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.