Coronavirus en la Argentina. Por los numerosos retenes y los férreos controles, Córdoba se volvió un laberinto

La vuelta a la fase 3 impactó en la gente: cierta decepción se mezcló con la fatiga social y la crisis económica
La vuelta a la fase 3 impactó en la gente: cierta decepción se mezcló con la fatiga social y la crisis económica Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Gabriela Origlia
(0)
21 de mayo de 2020  • 16:08

CÓRDOBA.- Desde que anteayer se volvió atrás con la flexibilización de la cuarentena, circular por la ciudad de Córdoba es una pesadilla. Hay retenes policiales en todos los puentes de acceso, en las salidas de barrios grandes y en las principales avenidas. Un trayecto en auto que habitualmente insume unos 20 minutos puede sobrepasar la hora. Los controles se habían relajado bastante en las últimas semanas y regresaron en el peor momento anímico de los cordobeses durante la cuarentena por el coronavirus . La vuelta a la fase 3 impactó en la gente: cierta decepción se mezcló con la fatiga social y la crisis económica.

A los 80 retenes dentro de la ciudad se les suman los protocolos de circulación entre localidades. En total hay 121 (Policía Capital, Caminera, Norte y Sur) más los que instrumentan los municipios. Los mayores problemas son entre zonas "blancas" (donde nunca hubo casos o no hay registros en los últimos 21 días) y "rojas" . En los municipios de las áreas "blancas" se instalan barreras sanitarias que permiten un control epidemiológico y sanitario para el ingreso. Además, se garantiza la entrada de proveedores e insumos y servicios esenciales.

Quienes viven en áreas blancas y salen de ahí por un trámite o trabajo, al regresar deben realizar una cuarentena de 14 días y someterse a un control epidemiológico que certifique que está libre de virus.

Martín, que prefiere no dar su apellido, vive en San Javier, en Traslasierra, donde no hay casos de Covid-19, y sigue un tratamiento médico en la capital cordobesa, donde hay circulación comunitaria del virus. Para evitar tener que hacer cuarentena al regresar ya que trabaja de manera presencial, directamente no viajó a retirar la medicación: "Hice que la entregaran a una amiga hasta tanto se normalice un poco la situación; mientras yo tenga lo puedo manejar así. Si no deberé analizar qué hacer".

A los 80 retenes dentro de la ciudad se les suman los protocolos de circulación entre localidades
A los 80 retenes dentro de la ciudad se les suman los protocolos de circulación entre localidades Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

Juan Carlos, que también prefiere el anonimato, tiene a su hija viviendo en Jesús María , a 56 kilómetros de la ciudad de Córdoba: "Al comienzo de la cuarentena podía venir a hacerme las compras para que no saliéramos con mi esposa -dice-, pero desde que empezó esto de las zonas no la vemos. Entendemos que es lo mejor, si no ella tampoco podrá hacer lo que necesita para su casa".

Más complicaciones

A estas dificultades se agrega que hace 40 días no hay transporte interurbano en Córdoba . Ya son 390 los municipios que están en zona "blanca", donde más allá de los correspondientes protocolos de bioseguridad las actividades son casi normales.

Hasta hoy Córdoba suma 433 contagiados de coronavirus; la tasa de tests por millón de habitantes es de 81,17 según datos oficiales. De ese total de registros, 48,5% (210) está de alta , recuperado; 136 están en tratamiento ambulatorio con aislamiento domiciliario y 60 están internados. El 6% de los contagiados falleció (27 personas). Más de la mitad de los casos se explican por los brotes del geriátrico de Saldán, el Hospital Italiano y el denominado Mercado Norte (aunque los casos se relacionan con un supermercado y no con ese establecimiento).

Hace 40 días no hay transporte interurbano en Córdoba
Hace 40 días no hay transporte interurbano en Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

Después de la vuelta atrás en la flexibilización de la cuarentena, aumentaron los controles de ingreso de quienes van de la capital hacia el interior . Los intendentes afirman que quieren "blindar" a sus comunidades. Por ejemplo en Río Ceballos (ciudad dormitorio a 35 kilómetros), se reforzó la vigilancia; el 30% la población trabaja en Córdoba. En Colonia Caroya (a 60 kilómetros) hay unas 300 personas que vienen diariamente a la capital; el municipio hace un seguimiento georreferencial y quien va desde Córdoba debe justificar para qué. Si no, no entra.

El ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera , aclaró que los intendentes no pueden "cerrar" las localidades. "Cuando una persona tiene domicilio en una ciudad, tiene el derecho de regresar a su lugar de origen, ya sea si viene de una zona roja o blanca. Lo que sí, el municipio debe garantizar que cumpla la cuarentena en casos de zonas rojas. No nos oponemos a las estrictas medidas sanitarias, incluso las apoyamos. Pero no convalidamos las arbitrariedades ni extralimitaciones".

Sin transporte público

Ariela, que pidió tampoco ser identificada, trabaja como encargada en un edificio céntrico y vive en Villa Boedo (extrarradio de la ciudad, a unos 30 minutos). Desde hace 13 días no tiene transporte público por un paro de la UTA. Los primeros días llegaba a su trabajo en taxi (ir y volver son $700 que necesita que el empleador se los de todos los días porque no tiene de su bolsillo), y ahora la trae un vecino. "Pasamos dos controles, uno a la salida del barrio y otro al entrar a la ciudad. Nos piden las justificaciones. Volvieron ahora porque hace unos días estaba más tranquilo; hay que salir antes porque se demora más", dice.

Hoy el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) dispuso un cordón sanitario restrictivo en un cuadrante de barrio Pueyrredón, una zona vulnerable a diez minutos del centro. Es para realizar una investigación epidemiológica más profunda ya que anoche en una familia se detectaron 12 casos positivos de Covid-19 y luego se sumaron ocho casos más. No deben ser internados pero sí ser trasladados para contar con mejores condiciones de vida. Al revés de lo que pasó en otros casos, los vecinos los aplaudieron y alentaron cuando los llevaban.

Una médica, Graciela, que hace a diario un viaje de 20 minutos adentro de la ciudad para cumplir con su trabajo ahora necesita de una hora. Debe pasar tres controles en el traslado y aunque el trámite es rápido, el problema son las largas filas de autos que se hacen a primera hora de la mañana cuando más gente se mueve. "Hay que salir antes y nada más", indica.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.