Dolor de espalda: por dónde empezar a aliviarlo

Crédito: Arthur Edelman / Unsplash
Daniela Chueke Perles
(0)
27 de diciembre de 2018  • 12:26

Una espalda sana es una espalda cuidada a lo largo de toda una vida. Es la parte del cuerpo que soporta el peso de todas las cosas que acarreamos en nuestro día a día. Mochilas, niños, carritos, cajas, bolsos. Nos agachamos y la flexionamos muchas veces sin hacerlo en la forma adecuada, como si tuviésemos la misma flexibilidad que teníamos de chicos, sin tomar en cuenta que su sostén, su eje, está formado por la columna vertebral, de huesos y cartílagos que con el paso de los años se va volviendo menos flexible y más rígida.

Cuando duele, prácticamente no podemos movernos, por eso es importante saber de qué hablamos cuando hablamos de dolor de espalda.

Para aclarar algunas de las principales dudas, consultamos a la doctora Alejandra Babini (MP 18952 - ME 6959), reumatóloga, jefa del servicio de Reumatología del Hospital Italiano de Córdoba y miembro de la Sociedad Argentina de Reumatología quien responde a las siguientes preguntas:

¿Qué es la espalda?

Corresponde en general a la zona de la cintura a veces un poco más arriba o más hacia los glúteos en la parte posterior del cuerpo, para los médicos es región lumbar o dorsal.

¿Cómo saber si el dolor en la espalda tiene origen en la columna o en algún órgano?

El tipo de dolor en región lumbar corresponde en un 80 por ciento a causas relacionadas con la columna, solo un 20 por ciento podría referirse a algún órgano muy cercano a esa zona (como los riñones o la región del páncreas). Pero el tipo de dolor es muy diferente en cada caso. Ante la duda, cuando el médico solicita una tomografía o resonancia podrá ver muy bien columna y todo órgano cercano, de manera tal que pueda distinguir en qué lugar se origina el problema.

¿Qué patologías pueden causar dolor en la espalda?

Muchos de los dolores de columna responden a una mala postura. Sin embargo, diversas enfermedades reumáticas podrían causar este síntoma. Puntualmente, si el dolor lumbar persiste más de 3 meses, especialmente en varones menores de 40 años, podría deberse a una enfermedad crónica, de origen inflamatorio, llamada espondiloartritis axial.

¿Qué especialistas tratan este dolor en primer lugar?

Siempre en primer lugar el paciente acude a la guardia médica y desde allí lo derivarán de ser necesario al médico especialista. ¿A qué otros especialistas acudir en caso de no obtener el diagnóstico o el tratamiento preciso en la guardia médica? A un médico clínico entrenado, al traumatólogo o al neurocirujano. En caso de no ser quirúrgico, se suele derivar a los médicos reumatólogos, que son los más expertos en tema de dolor de columna y articulaciones.Si hablamos de dolor de columna, los reumatólogos son los indicados para investigar la causa y evaluar a la persona que consulta. En caso de que sea un caso para cirugía lo derivará al traumatólogo o al neurocirujano.

¿Cómo aliviarlo en forma casera?

Si es una molestia leve de columna, con reposo o recostándose de a ratos, algo de calor o frío, podría ayudar. Sin embargo, es fundamental saber la causa del dolor y eso se resuelve consultando con el reumatólogo. El profesional evaluará la situación y tras un diagnóstico indicará el tratamiento adecuado.

Signos de alerta importantes

  • Si el dolor de columna no cede ante ningún analgésico y además presenta fiebre, es una urgencia médica.
  • Cualquier dolor intenso que no mejore rápidamente es motivo de consulta.
  • Por ejemplo, el dolor lumbar de la espondiloartritis axial se caracteriza por aparecer de noche, incluso suele despertar al paciente con la necesidad, en algunos casos, de levantarse y caminar para que el malestar ceda.
  • Se acompaña de rigidez de columna por la mañana al levantarse y mejora cuando el paciente comienza a movilizarse.
  • Algunos pacientes suelen tener inflamación de las articulaciones, más comúnmente de miembros inferiores como rodillas, caderas y tobillos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.