Julio Navarro, el científico argentino que podría obtener el premio Nobel en Física

Julio Navarro, el científico argentino que podría obtener el premio Nobel en Física
Julio Navarro, el científico argentino que podría obtener el premio Nobel en Física Fuente: Télam
(0)
28 de septiembre de 2020  • 11:04

"Es un reconocimiento muy importante y un logro muy emocionante para mi carrera", dice el argentino Julio Navarro tras enterarse de que su nombre fue incluido en una selecta lista confeccionada por Citation Laureates, que reconoce a los investigadores que más han influido el último año en sus disciplinas, como uno de los posibles candidatos para el premio Nobel en Física. Es un experto reconocido por sus investigaciones sobre formación y evolución de galaxias, como también sobre estructura cósmica y materia oscura.

Navarro, de 58 años, nació en Santiago del Estero y creció en la capital provincial, en donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Luego, se mudó a Córdoba para seguir su carrera universitaria, que finalizó coronada con un doctorado en Astronomía. Una vez terminados sus estudios, completó su formación postdoctoral en las universidades de Harvard y Arizona de los Estados Unidos y en Cambridge y Durham del Reino Unido.

Julio Navarro, el argentino candidato al premio Nobel de física: "Soy hijo de la educación pública"

04:20
Video

Actualmente, el astrónomo es profesor en la Universidad de Victoria de Canadá, donde vive. "Siempre recuerdo a mi provincia y la llevo en mi memoria. Lo que más me gusta y extraño son las empanadas y el folclore" sostuvo y no dudó en decir: "Si hay algo que me falta aquí en Canadá es la empanada y la música santiagueña".

"Es un comité bastante secreto y selectivo de personas que asesoran a la Academia Sueca para dar los premios Nobel, así que no hay candidaturas, ni nominaciones a ese premio. Lo que hacen algunas compañías, como esta por la cual yo recibí está distinción, es tratar de pronosticar quién podría recibir el Nobel de acuerdo a ciertas métricas que usan y viendo el impacto de los trabajos científicos", comentó Navarro, en diálogo con Télam, respecto del reconocimiento recibido.

"Este reconocimiento que recibimos es un testimonio de que nuestro trabajo ha tenido mucho impacto", agregó el astrónomo, aunque aclaró inmediatamente que esto "no garantiza para nada la obtención de un premio tan selecto e importante como el premio Nobel".

Los ganadores del más alto honor de la Ciencia se prevé que sean elegidos durante los primeros días de octubre por los cuerpos colegiados que tienen esa tarea: la Real Academia de las Ciencias de Suecia, para los ganadores del Nobel de Física, Química y Ciencias Económicas; la Asamblea del Nobel del Instituto Karolinska, para Medicina; y la Academia Sueca que nombra al ganador del de Literatura.

A Navarro se lo considera como uno de los posibles candidatos al Nobel por su investigación sobre la estructura de los halos de materia oscura, la misteriosa sustancia que mantiene unidas a las galaxias.

"Hace mucho tiempo trabajo en lo que llamamos materia oscura, que es un componente del universo", sostuvo Navarro y añadió que el universo está formado por una parte de "átomo, oxígeno, hidrógeno, carbono, y otros elementos, que son las que llamamos materia ordinaria y la otra parte que uno conoce de la energía que es la luz, el sol, la luz que viene de las estrellas".

Sin embargo, aclaró, "ahora sabemos por investigaciones que esa calidad de materia de energía, eso que hemos estudiado por muchos años en física y química, en verdad es un componente mínimo del universo". Y puntualizó: "Porque el universo está hecho de otras cosas que no son solo átomos y la luz típica que nos llega del sol, esa cantidad de materia de luz y de materia normal es ínfima, es un 4% de materia y energía total del universo".

Navarro agregó: "Creemos que el resto, el 96% restante, se divide en dos: una materia oscura, que es una materia que pesa, o sea que tiene gravedad, que hace que las galaxias puedan existir; y otra parte es la que llamamos energía oscura que es algo bastante diferente, es una fuerza repulsiva de largo alcance".

Entonces compartió que su trabajo "se refiere a la materia oscura, esta materia diferente de la materia normal, en el sentido que no interacciona con la luz. Asimismo, el científico indicó que para interpretar ese universo "en términos de materia tenemos que entender que nos dice ese mapa, y lo que yo hago son modelos de números en supercomputadoras, las más grandes del mundo, que tratan de predecir qué tipo de estructuras habría en el universo, dependiendo de diferentes hipótesis acerca de la materia oscura".

Navarro considera que no es habitual que un joven estudie ciencias, porque "son carreras no tan comunes, especialmente la Astronomía", pero "si tiene vocación yo aconsejo a que la siga". "No hace falta un talento descomunal o una inteligencia brillante, sino más que todo hay que tener perseverancia, iniciativa, capacidad de trabajo y también imaginación", destacó.

Y, por supuesto, también "tenerse un poco de fe en sí mismo", porque "el hecho que vengamos de una provincia pequeña no nos condiciona que podamos potenciar y llegar a donde queramos llegar, a donde nos de nuestras capacidades, nuestra perseverancia y un poco de talento".

Agencia de noticias Télam

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.