Las cenizas del volcán Calbuco alcanzan a parte de Uruguay y el sur de Brasil