Punta Desnudez: Un hotel excéntrico y unas de las playas más solitarias de la costa bonaerense