Sobrevivió a una red de trata y denunció al Departamento de Estado de EE.UU.