Un nuevo escándalo por abusos sexuales sacude a la Iglesia en Mendoza

Dos religiosos del Monasterio del Cristo Orante en Tupungato, en el Valle de Uco, acusados de abuso sexual
Dos religiosos del Monasterio del Cristo Orante en Tupungato, en el Valle de Uco, acusados de abuso sexual Crédito: Facebook
Pablo Mannino
(0)
28 de diciembre de 2018  • 00:31

MENDOZA.- Otro escándalo por abusos sexuales provoca un nuevo remezón en la Iglesia mendocina. Tras el horror del caso Próvolo, se conoció este jueves la denuncia de un seminarista contra dos sacerdotes, quienes fueron detenidos y quedaron a disposición de la Justicia. Se trata de dos religiosos del Monasterio del Cristo Orante en Tupungato, en el Valle de Uco, a más de 70 kilómetros de la capital provincial, acusados de haber cometido los vejámenes contra el joven cuando era menor de edad, hace al menos 10 años. Los hechos se habrían producido tanto en Tupungato como en la ciudad de Mendoza.

Semanas atrás, la víctima decidió hacer la acusación formal ante las autoridades judiciales por lo que en las últimas horas se realizó un importante operativo oficial para dar con los sacerdotes, de apellido Roque y Portillo, quienes fueron trasladados a la ciudad de Mendoza para que declaren. Según fuentes judiciales consultadas por LA NACION, la situación de ambos monjes católicos es muy comprometida y se espera que en las próximas horas sean imputados. Ambos acusados son los principales referentes de esa comunidad religiosa y reconocidos en la región.

La congregación del Cristo Orante en el Valle de Uco, creada en 1995, depende del Arzobispado de Mendoza. El monasterio, muy visitado por el turismo por su arquitectura bizantina, está ubicado en las cercanías de la Estancia Silva, en la zona de Gualtallary, una de las regiones donde se fabrican los vinos más reconocidos del mundo. De hecho, entre las actividades laborales que desarrollan luego de la oración está la elaboración de vinos y chocolate.

Desde el máximo organismo eclesiástico local indicaron que prestarán colaboración en la pesquisa. "Habiendo tomado conocimiento de la existencia de un proceso penal que involucra a dos monjes del Monasterio Cristo Orante de Tupungato, a raíz de una denuncia por abuso, realizada por una persona mayor de edad, manifestamos nuestra confianza en la Justicia y nuestra disposición para colaborar con ella en cuanto haga falta para llegar a la verdad; participando del dolor que esta situación provoca en todos los comprendidos en ella", indica el comunicado del Arzobispado.

El caso está bajo la investigación de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual, a cargo de Alejandro Iturbide, y de la Unidad Fiscal del Valle de Uco, en la figura de Javier Pascua.

Mientras se espera el inicio del juicio de la causa principal de los abusos cometidos contra niños hipoacúsicos en el Instituto Antonio Próvolo de Mendoza por parte de sacerdotes y empleados del colegio, se conoció ahora un nuevo escándalo que vuelve a sacudir a la Iglesia local. Se espera que este viernes los responsables de la investigación den precisiones del avance de la causa sobre la base de pruebas recolectadas este jueves durante el allanamiento y la detención de los acusados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.