Crean un sensor láser que permitirá impulsar la próxima generación de vehículos autónomos