El brote de coronavirus extiende su crisis a la industria tecnológica en China

Una tienda Apple Store cerrada el 2 de febrero en Chengdu, China, por el brote de coronavirus
Una tienda Apple Store cerrada el 2 de febrero en Chengdu, China, por el brote de coronavirus
(0)
13 de febrero de 2020  • 18:33

La reciente cancelación del Congreso Mundial de Móviles (Mobile World Congress, MWC) en Barcelona puso en el centro de la escena al brote del coronavirus , aún cuando las autoridades locales aseguraron que estaban todas las condiciones dadas para recibir a los 100 mil visitantes que recibe todos los años la cita al sector tecnológico y de las telecomunicaciones. Sin embargo, la asociación GSMA, los organizadores del MWC, dijeron que era imposible celebrar el encuentro en España tras las sucesivas cancelaciones que realizaron compañías como LG, Sony y Amazon , entre muchas otras.

Con más de 1300 muertos y más de 60 mil casos confirmados en todo el mundo, la mayoría de los afectados se encuentran en China, con ciudades desiertas por cuarentenas forzadas y fábricas. El gigante asiático, sede de las principales firmas que producen los dispositivos electrónicos utilizados en todo el mundo, enfrenta demoras y dificultades para avanzar con su producción.

En medio de este panorama, Lei Jun, fundador de Xiaomi, hizo un pedido a la industria tecnológica para que reinicie sus actividades. "Soy de la provincia de Hubei y pasé cuatro años estudiando en la ciudad de Wuhan. Mi sentimiento está con todos ellos, y creo que la ciudad podrá pelear y superar la crisis del virus", dijo Jun, citado por la agencia Reuters, durante la presentación de la nueva serie de teléfonos Mi 10 que se transmitió por Internet por las restricciones en los vuelos aéreos.

Sede de las principales fábricas de dispositivos electrónicos y sus principales componentes, China comenzó a sentir los efectos del brote de coronavirus en la industria tecnológica. Según la consultora Strategy Analytics, el envío de smartphones del gigante asiático tendrá una caída de un 32 por ciento para el primer trimestre de este año.

Apple, que prevé una caída en las ventas por una menor producción de teléfonos iPhone, mantuvo cerrada todos sus locales Apple Store en China y recién abrirá las puertas de sus cinco tiendas en Beijing este viernes en un horario limitado de 11 a 18.

Por su parte, el gigante de la electrónica Foxconn, el fabricante del iPhone, enfocó parte de su producción a la fabricación de mascarillas quirúrgicas. La empresa solicitó que se le permita reabrir sus tradicionales líneas de producción de productos electrónicos que han sido cerradas debido al coronavirus.

El brote ha disparado la demanda de las mascarillas protectoras, generado una escasez de los suministros a nivel mundial. Foxconn se ha puesto como objetivo producir dos millones de mascarillas al día para finales de mes.

Las demoras en la producción también alcanzan a firmas como Facebook, cuya subsidiaria Oculus decidió suspender las órdenes de producción de su visor de realidad virtual Quest por las demoras que provocó el brote. Lo mismo ocurrió con el fabricante taiwanés Asus, que postergó la llegada al mercado de su celular gamer ROG Phone II.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.