El emulador de videojuegos MAME se convirtió en software de código abierto