Cambios en la Xbox One: funcionará sin Internet y con juegos usados