Suscriptor digital

Por primera vez en 10 años, Apple reduce su proyección de ventas para el trimestre

Fuente: AFP
Sandro Pozzi
(0)
3 de enero de 2019  • 08:21

Apple deja de negar que tiene un problema y alerta a los inversores de que las ventas en el trimestre que coincide con las compras navideñas serán inferiores a las esperadas. Es una admisión inusual para el fabricante del iPhone y de los Mac, que cogió por sorpresa a los analistas. Entre los motivos de este recorte cita la presión que está metiendo la batalla arancelaria a la economía china así como un ritmo más bajo de renovación de los viejos modelos.

La nueva proyección que se da a los inversores es de unos ingresos de 84.000 millones de dólares para el primer trimestre de su ejercicio fiscal, en el que estrenó los nuevos modelos del iPhone. Hace solo dos meses hizo una estimación de hasta 91.500 millones. El inusual anuncio se hizo al cierre de Wall Street y el efecto fue inmediato. Las acciones de la compañía caían más de un 7%, tras estar suspendida la cotización durante 20 minutos.

Apple facturó hace un año 88.300 millones en el mismo trimestre, un 4,5% más de lo que se estima ahora. El margen de beneficio proyectado se mantendrá en el 38%, medio punto porcentual por debajo de lo estimado. Además de las dificultades económicas en China y el efecto combinado con la batalla arancelaria, cita un ritmo más bajo en las actualizaciones de sus teléfonos. La firma de Cupertino va a dejar de detallar las ventas por unidades.

China es el tercer mercado en importancia para Apple. Pero el recorte en las proyecciones también se atribuye a otros mercados emergentes y a la fortaleza del dólar. Las ventas del iPhone, su producto estrella, empezaron a tocar techo hace dos años en unidades vendidas. Sin embargo, crecieron en ingresos generados por el alto precio de los nuevos modelos. La estrategia pasa en paralelo por potenciar los servicios que ofrece.

Apple suele ser bastante conservadora en la guía, por eso el anuncio crea aún más sorpresa. Las dudas de los inversores desde la última vez que presentó resultados están castigando su cotización hasta el punto de que perdió una tercera parte de su valor desde el máximo anual, cuando alcanzó una capitalización que se acercó a los 1,2 billones. Tim Cook, su consejero delegado, asegura sin embargo que sigue teniendo un valor enorme pese a esta desaceleración.

Cook asegura en la carta dirigida a los inversores que no se va a quedar de brazos cruzados esperando a que las condiciones macroeconómicas se estabilicen. Otro de los motivos que cita para la moderación en la renovación de los modelos del iPhone es que los operadores de móviles están concediendo menos subsidios a los clientes. E insiste, entre las cosas positivas, que está sacando tajada a la base de dispositivos que funcionan con sus sistema operativo.

Apple es uno de los mayores valores del mundo. Acaba de ceder hace un mes el cetro de la primera compañía cotizada a su archienemiga Microsoft. Amazon y Alphabet le siguen muy de cerca. Por su peso, la caída tras la alerta a los inversores tendrá un efecto arrastre en el conjunto del Nasdaq y del índice Dow Jones. También en otros valores tecnológicos como los fabricantes de procesadores y que suministran componentes electrónicos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?