Con el Moto G4 Plus y el Vibe K5, Lenovo quiere dominar la gama media local