Todo en el teclado: así es Raspberry Pi 400, la microcomputadora con estilo retro