Toy Story sigue vigente, pero el mundo en el que nació ya es historia