Zynga quiere ir más allá de FarmVille