Suscriptor digital

Daniel Della Costa

LA NACION

Nació en 1930 y se inició en el periodismo a los 23, en la oficina de prensa del Banco Central. En la actualidad, publica sus columnas en LA NACION, en la edición digital de El Arca y en la revista de IDEA. A fines de 1960 se incorporó a la revista Análisis, como secretario de Economía y luego se desempeñó en Confirmado, Cambio y Prensa Económica. Desde 1978 hasta 2002, cuando se jubiló, trabajó en El Cronista Comercial, primero como editorialista, luego como secretario y finalmente como jefe de redacción. Comenzó a publicar sus notas sobre actualidad, con humor, en Prensa Económica. Una recopilación de ellas las reunió en un libro que editó Depalma en 1983 y que se llamó La economía en serio en broma. Reinició el género en El Cronista años después y en 1993 publicó su segundo libro, Crónicas del primer mundo. En 2000, al cumplir los 70 -y exclusivamente para sus amigos- publicó un libro de cuentos. Además, próximamente, editará la recopilación de sus columnas en El Cronista a partir de 1993.

Daniel Della Costa

LA NACION

Nació en 1930 y se inició en el periodismo a los 23, en la oficina de prensa del Banco Central. En la actualidad, publica sus columnas en LA NACION, en la edición digital de El Arca y en la revista de IDEA. A fines de 1960 se incorporó a la revista Análisis, como secretario de Economía y luego se desempeñó en Confirmado, Cambio y Prensa Económica. Desde 1978 hasta 2002, cuando se jubiló, trabajó en El Cronista Comercial, primero como editorialista, luego como secretario y finalmente como jefe de redacción. Comenzó a publicar sus notas sobre actualidad, con humor, en Prensa Económica. Una recopilación de ellas las reunió en un libro que editó Depalma en 1983 y que se llamó La economía en serio en broma. Reinició el género en El Cronista años después y en 1993 publicó su segundo libro, Crónicas del primer mundo. En 2000, al cumplir los 70 -y exclusivamente para sus amigos- publicó un libro de cuentos. Además, próximamente, editará la recopilación de sus columnas en El Cronista a partir de 1993.