La importancia del aire acondicionado

La climatización del habitáculo no sólo pasa por la comodidad; una temperatura adecuada reduce el nivel de fatiga y hace más segura la conducción, así como ayuda a desempañar los cristales en los días de lluvia; Gustavo Brambati nos aconseja cómo usarlo correctamente
(0)
20 de junio de 2020  

Fatiga

¿Es un elemento que contribuye a la seguridad?

Cumple una importante función de seguridad; es un elemento vital, no debe considerarse un sistema de lujo, ya que tener el habitáculo a una temperatura inadecuada puede provocar que el conductor disminuya considerablemente su tiempo de reacción.

Confort

¿Qué funciones cumple en el habitáculo?

Enfría, limpia, descongela, filtra y hace circular el aire; además, controla la humedad en el interior del vehículo. De manera ideal, esto se realiza simultáneamente, por lo que los pasajeros viajan con mayor confort. Las unidades de aire acondicionado evolucionan y hoy hay más diseños de compresores y nuevos componentes electrónicos que mejoraron la eficiencia de estos equipos. Por ejemplo, el climatizador, que selecciona directamente la temperatura deseada dentro del vehículo, teniendo a su vez la opción de elegir temperaturas individuales para cada ocupante.

Temperatura

¿Cómo utilizarlo en forma correcta?

Para que funcione correctamente el equipo de aire acondicionado, tengamos en cuenta: ventilar el interior del auto al encender el sistema climatizador; así, puede salir el calor acumulado, especialmente en los días de alta temperatura y después de haber dejado el auto expuesto al sol. Al alcanzar la temperatura requerida en el habitáculo, conviene desactivar la recirculación de aire para que la atmósfera interior no comience a enviciarse. Verificar el filtro del habitáculo: cuando éste está sucio, limita la entrada de aire exterior y el sistema pierde eficiencia.

Mantenimiento

¿Qué elementos del sistema se deben controlar?

Muchos fabricantes recomiendan hacer funcionar el aire acondicionado una o dos veces al mes, como mínimo, para lubricar el sistema y durante unos 5 a 10 minutos. Un buen momento para que funcione es al desempañar cristales y parabrisas en los días de lluvia. Se debe tener en cuenta controlar la carga del gas y el estado del sistema en general, según las especificaciones del fabricante. El mencionado filtro hay que cambiarlo cada año o cada 15.000 km. Más aún, si se circula por caminos de tierra o ripio, debe reemplazarse con mayor frecuencia.

Eficiencia

¿Cómo se alcanza el mejor rendimiento?

Para que el sistema de aire acondicionado sea eficiente, durante su uso deben mantenerse cerradas las ventanas. Al detener la marcha del vehículo es normal que deje una marca de agua en el piso. En caso de que los cristales se empañen, podemos encender al máximo el aire acondicionado y colocarlo en modo recirculación, esto ayuda a eliminarlo. Los daños más comunes del sistema se presentan en las mangueras, el termostato, una posible fisura en el radiador o el mal funcionamiento del compresor. La recarga y el mantenimiento deben efectuarlos personal capacitado.

Gustavo Brambati es subgerente de Seguridad Vial de Cesvi Argentina. cesvi@cesvi.com.ar

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.