Cuando la historia y el futuro coinciden