Gonzalo Celorio: “Cuanto más nacionalistas queríamos ser, más europeos éramos”