Marieke Lucas Rijneveld y una novela cruda inspirada en su vida en una granja de Holanda