Tigre de verano: un paseo cultural en seis pasos

En un edificio histórico declarado Monumento Histórico Nacional, en 2006 abrió el Museo de Arte de Tigre, principal atractivo de un circuito ideal para el fin de semana en familia
En un edificio histórico declarado Monumento Histórico Nacional, en 2006 abrió el Museo de Arte de Tigre, principal atractivo de un circuito ideal para el fin de semana en familia Crédito: Ignacio Sanchez
Daniel Gigena
(0)
16 de febrero de 2019  

"No se puede decir que el río cambie de una manera en invierno y de otra manera en verano. Cambia. Eso es todo. Las islas, por el contrario, parecen distintas con cada estación que llega. No solo por la intensidad del verde, en el verano, sino por algo mucho más sutil", escribió Haroldo Conti en Sudeste acerca del paisaje del delta del Paraná. Territorio único, que fue objeto de atención de escritores y cronistas, Tigre también fue el lugar que muchos artistas eligieron para vivir y crear.

Tal vez por eso no sorprende que el municipio albergue ocho museos y que entre ellos se dibuje un imaginario circuito cultural ideal para recorrer cualquier fin de semana de verano (los lunes y martes, están cerrados al público).

En suma, Tigre gestiona cinco museos (dos ubicados en islas del delta) y un nuevo espacio cultural. Esas instituciones son el Museo de Arte Tigre, el Museo de la Reconquista, el Museo Casa Sarmiento, el Museo Casa Haroldo Conti y el Museo Casa Xul Solar. En 2015 se sumó el espacio de arte contemporáneo Casa de las Culturas-Villa Carmen. También en la zona hay dos museos nacionales: el Naval, que depende de la Armada Argentina, y el Museo Histórico de la Prefectura Naval Argentina, a cargo de la oficial y museóloga Camila Moyano Elizondo.

Vista de una de las salas del Museo de Are Tigre, considerado "la joya del municipio"
Vista de una de las salas del Museo de Are Tigre, considerado "la joya del municipio" Crédito: Ignacio Sanchez

Museo de Arte Tigre

La "joya del municipio" es, sin duda, el Museo de Arte Tigre (MAT), inaugurado en 2006, años después de que Ricardo Ubieto decidiera rescatar el edificio centenario, de gran valor patrimonial, del Tigre Club. Esa construcción representativa de la Belle Époque a orillas del río Luján había sido declarada Monumento Histórico Nacional en 1979. La primera directora del MAT fue la arquitecta Diana Saiegh, a la que sucedió la licenciada María José Herrera, que ocupó ese cargo hasta mediados de 2018. Actualmente, el museo está dirigido por Graciela Arbolave, especialista en conservación y restauración de bienes culturales. La funcionaria tigrense participó durante veinte años de la misión arqueológica argentina en Sinaí Norte (Egipto).

"Se decidió crear un museo de arte argentino con un determinado recorte en su colección: obras de fines del siglo XIX y mediados del XX, agrupadas en cinco temas", destaca la directora. Esos núcleos temáticos son la inmigración y la Escuela de La Boca, los precursores del arte nacional, el retrato, el grupo Nexus y la modernidad, y obras que presten particular atención al paisaje de Tigre. "Es posible mostrar la historia argentina a través de imágenes muy variadas", agrega Arbolave, que trabaja en el museo desde su fundación. El MAT cuenta con obras de Benito Quinquela Martín, Antonio Berni, Fernando Fader, Pío Collivadino, Miguel Diomede, Juan Carlos Castagnino y Norah Borges, entre muchos otros. Actualmente es posible apreciar un centenar de obras en las muestras simultáneas ideadas por el equipo de la institución.

En los jardines está la fuente creada por el artista Ernesto Arellano para el MAT, inspirada en el tríptico El jardín de las delicias, de El Bosco.

Arte contemporáneo en los jardines: la obra de Ernesto Arellano, inspirada en El Bosco
Arte contemporáneo en los jardines: la obra de Ernesto Arellano, inspirada en El Bosco Crédito: Ignacio Sanchez

A partir de su nombramiento como directora, Arbolave tiene como meta volver a mostrar la colección del museo. "Los vecinos de Tigre quieren mucho a esta institución y nosotros trabajamos para acercar el patrimonio a la comunidad", dice. Grupos de estudiantes de todos los niveles educativos visitan el museo y también se desarrollan visitas guiadas para turistas, adultos mayores e isleños. Aunque no es un museo nacional ni provincial, el MAT creció hasta convertirse en una de las instituciones artísticas más prestigiosas de la Argentina, con una colección que ya supera las trescientas obras, adquiridas en subastas públicas y en ferias como arteBA. Los visitantes no deben perderse la gigantesca araña del Salón Oval, en el primer piso del museo, donde actualmente se exhiben grandes pinturas de maestros de la Escuela de La Boca. Ese lugar era, en otras épocas, un salón de baile. Las muestras actuales se pueden visitar hasta mediados de marzo.

Paseo Victorica 972

Entrada $75; menores de 12 años: gratis; vecinos de Tigre: gratis; jubilados: miércoles gratis

Horarios: miércoles a viernes de 9 a 19; sábados, domingos y feriados de 12 a 19

Museo de la Reconquista

Con sede en una antigua casa de estilo colonial del "continente", como se dice en Tigre para diferenciar las islas de la tierra firme, el Museo de la Reconquista cuenta con seis salas de exposición y un cuidado jardín donde, hasta el primer viernes de marzo, se desarrolla un ciclo de cine de terror al aire libre.

Una de las salas está dedicada a la historia de los pueblos originarios de Tigre, y propone un recorrido por las islas, su fauna y su flora. También se describe al yaguareté que da nombre al partido de Tigre. Al ser un museo histórico, el foco está puesto en la historia de la reconquista de Buenos Aires a partir del desembarco de Santiago de Liniers, que eligió el pueblo de Las Conchas (hoy Tigre) para iniciar su gesta. Hay una sala destinada a las invasiones inglesas y otra a la importancia de los derechos humanos en el país luego de 1983. Una sala de muestras temporarias (que se encuentra en refacción hasta marzo) y una sala que conserva la historia de Tigre en el siglo XIX y el XX completan el recorrido. A mediados de año, Duilio Pierri realizará una muestra sobre los pueblos originarios que habitaron la región.

Padre Castañeda 470. Se lo puede visitar entre miércoles y domingo de 10 a 18

Bono contribución optativo de $20

Casa Museo Sarmiento

En 2018, el Museo Sarmiento cumplió noventa años y renovó su guión. "Estamos muy contentos de poder brindar a los vecinos una nueva museografía, para que entiendan qué hizo Sarmiento por Tigre y por las islas. Fue un visionario, y eso es lo que mostramos en este museo", sostiene la subsecretaria de Cultura de Tigre, Milagros Noblía Galán. Excepto el MAT, que depende directamente del intendente Julio Zamora y Arbolave, la dirección y coordinación de actividades de los demás museos de Tigre está a cargo de Albertina Klitenik desde 2017.

La Casa Museo Sarmiento cumplió 90 años en 2018
La Casa Museo Sarmiento cumplió 90 años en 2018

Desde su primera visita en 1855, Domingo Faustino Sarmiento quedó cautivado por el delta. Pronto adquirió una casa de descanso en una isla. Tras su muerte, las 30 hectáreas de su propiedad y la casa se convirtieron en terrenos fiscales. En 1893 las compró el doctor Delcasse, que en 1915 donó la hectárea conocida como "isla Sarmiento" a la Asociación Protectora de Niños, Pájaros y Plantas y al Liceo Nacional de Señoritas. En octubre de 1928, la casa fue restaurada por el Consejo Nacional de Educación, que la declaró Museo Casa Sarmiento. Cuatro años después, el Club de Empleados del Consejo Escolar se hizo cargo del predio, pero la escuela fue demolida y se construyó un recreo. Con el correr del tiempo, la construcción sufrió un incendio y permaneció abandonada hasta 1996. Ese año, el Ministerio de Educación cedió el predio al Municipio de Tigre, que hizo la última restauración y levantó el templete vidriado para su protección. La reinauguración oficial de la Casa Museo Sarmiento fue el 11 de septiembre de 1997. En 2010, el Municipio de Tigre y Eudeba publicaron El Carapachay, ensayo literario del prócer sanjuanino sobre la vida en las islas.

Actualmente, una plaza vincula el museo con el Centro Cultural y Biblioteca Municipal Paula Albarracín, donde ensaya la Orquesta Infantil-Juvenil de Música Popular del Delta y se brindan talleres gratuitos de capacitación artística (en Tigre se ofrecen más de 600 talleres). Con salas de exposición temporaria para artistas isleños y del continente, el museo posee un parque donde se pueden ver un busto de Sarmiento realizado por el escultor Víctor de Pol (el único ante el que posó el autor de Recuerdos de provincia) y otro de doña Paula Albarracín de Sarmiento.

Río Sarmiento y arroyo Reyes, delta de Tigre

Abierto de miércoles a domingo de 10 a 18

Casa Museo Haroldo Conti

El autor de La balada del álamo carolina no solo escribió sobre el paisaje de las islas de Tigre; también vivió en una de ellas. La Casa Museo Haroldo Conti, fundada en 2009, se destaca por recordar episodios de la vida del escritor secuestrado y desaparecido en 1976, poco después del golpe militar. Allí se pueden ver libros, instrumentos de navegación, cuadros y otras reliquias del novelista y cuentista nacido en 1925. En junio se cumplirán diez años de la creación de esta joven casa museo.

En la actualidad, se realizan dos talleres quincenales. El de literatura y escritura está a cargo del escritor Juan Bautista Duizeide, y el de arte lo coordina Fabiana Di Luca. Ambos son marido y mujer y viven en territorio contiano desde hace pocos años. Los talleristas de arte y literatura expondrán sus trabajos durante el otoño en la Casa de las Culturas-Villa Carmen. Para llegar a la isla, las autoridades de Tigre sugieren tomar la lancha colectiva, descender en el recreo El Alcázar y seguir por el sendero que conduce al arroyo Gambado, luego girar a la derecha y continuar unos doscientos metros. Ruta encantada para conocer uno de los refugios de Conti.

Más información en la página de Facebook Museo Casa Haroldo Conti

Una de las fotografías de Zulema Maza, en su muestra en Casa de las Culturas-Villa Carmen, en el centro de Tigre
Una de las fotografías de Zulema Maza, en su muestra en Casa de las Culturas-Villa Carmen, en el centro de Tigre

Casa de las Culturas-Villa Carmen

Aunque no es un museo, porque no tiene colección, este espacio de arte contemporáneo es uno de los más concurridos desde su inauguración en 2015. Situado frente al Puerto de Frutos y a metros de la estación ferroviaria de la Línea Mitre, se convirtió en un punto de referencia para artistas locales y visitantes, y jóvenes y adultos de todas partes interesados en distintas expresiones culturales. En Casa de las Culturas se programan entre seis y ocho muestras por año y, además, se hacen lecturas y conciertos y se proyectan películas. "Pensamos en una programación que incluya a artistas de Tigre y artistas nacionales. Un espacio municipal debe tener esa versatilidad", dice Klitenik, formada en gestión de museos con Américo Castilla.

Actualmente se pueden visitar dos exposiciones individuales. En Yo no te prometí estrellas en el día, Zulema Maza reflexiona mediante fotografías, un video y una instalación el universo del amor romántico. Como suele ocurrir en la obra de esta artista, Gran Premio de Honor del Salón Nacional de Grabado en 2005, este nuevo trabajo combina literatura, antropología, feminismo y artes audiovisuales con un diseño expositivo original. Para Maza, las críticas a la idealización del amor pueden actuar como guías para forjar identidades femeninas autónomas.

En la Casa de las Culturas, un visitante junto a la obra de Tapia Vera
En la Casa de las Culturas, un visitante junto a la obra de Tapia Vera Crédito: Ignacio Sanchez

En el primer piso de la institución, María Inés Tapia Vera presenta Delta, un conjunto de grabados en tela y en papel que rinden tributo a los habitantes de las islas, y a su flora y fauna. La artista nacida en Avellaneda visitó Tigre desde la infancia con sus padres y luego retornó con su pareja, el artista Eduardo Iglesias Brickles, y sus dos hijas. Ellos también están presentes en la conmovedora muestra de Tapia Vera, entre lapachos, ciruelos y camalotales, flores y pájaros de la zona, que cuentan sus historias ambientadas a orillas de los ríos y en la fronda. Hay tiempo hasta el 10 de marzo para admirar los nuevos trabajos de estas dos notables artistas argentinas.

Gral. Bartolomé Mitre 370

Horario de visitas: miércoles a viernes de 10 a 18; sábados, domingos y feriados de 12 a 19

Casa Museo Xul Solar

La casa-taller donde Xul Solar (1887-1963) vivió y creó los últimos años de su vida se convirtió en museo en 2017. Creador de lenguajes visuales y poéticos, Xul bautizó su casa a metros del río como "Li-Tao". La primera sílaba del nombre refiere al sobrenombre de su mujer (Lita) y "Tao", al camino espiritual que eligió el artista. El proyecto de Xul en Tigre era crear una vida comunitaria, que tuviera la naturaleza como eje.

Se puede visitar el jardín, el centro de interpretación que construyó el Municipio de Tigre y el paseo con los paneles sobre la casa-taller y la inspirada obra del artista, sumado a una visita guiada. Se proyecta reconstruir el muelle de madera sobre el río Luján, situado a cien metros de la casa del artista.

Para conocer el interior de la casa, se debe programar una visita por mail a casaMuseoXulSolar@tigre.gob.ar

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.