srcset

Art Basel Cities

Un argentino llenó de arcoíris Basilea, la capital del arte

Daniel Gigena
(0)
28 de noviembre de 2018  • 15:31

A comienzos de 2018, el realizador audiovisual y productor teatral Andrés Vaulet (Buenos Aires, 1988) participó de una convocatoria hecha en Australia para obras de arte urbano de gran escala en espacios no convencionales. El proyecto de Vaulet, actualmente productor ejecutivo de Siddharta. Buscando la verdad, el exitoso espectáculo dirigido por Flavio Mendoza, consistía en ubicar 26 arcoíris realizados con madera de descarte industrial en distintos puntos de la ciudad. Cada uno de los arcoíris homenajeaba un país donde había sido aprobado por ley el matrimonio igualitario, entre ellos Uruguay, México, España, Francia, Alemania, Canadá y, desde 2010, la Argentina.

Vaulet, que trabajó en el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires durante la gestión de Ángel Mahler, "escondió" los arcoíris en distintas locaciones del Bajo de San Isidro. A continuación, creó la cuenta de Instagram @26HiddenRainbows y subió las fotos de las esculturas de madera pintadas con los siete colores. Como seguidor de cuentas de Instagram de festivales LGBT de todo el mundo, resultó invitado por los organizadores del prestigioso festival de cine feminista y LGBT de Suiza, el Luststreifen Film Festival que, en la ciudad de Basilea, comparte sede con una de las ferias internacionales de arte más importantes del mundo.

En septiembre pasado, con apoyo del equipo de arte urbano de Espacio Público de Basilea, los comerciantes y propietarios de viviendas, Vaulet eligió los distintos espacios donde se ocultarían sus arcoíris: puentes, cabinas de teléfono (que ahora funcionan como minibibliotecas para residentes y visitantes de la ciudad), los cinco cines del circuito del festival, fachadas de edificios y sitios a la vera del río Rin. "Este es mi primer proyecto como artista", cuenta Vaulet a LA NACION. "Muchos ingresaban a la cuenta de Instagram y a partir de ahí recorrían la ciudad para descubrir los arcoíris como si fuera una búsqueda del tesoro. Basilea se convirtió en el tablero de un juego", agrega. En Suiza, aún no fue aprobado el matrimonio igualitario y rige la ley de unión civil.

Las obras, de 70 cm de diámetro en relieve, fueron hechas con descartes de madera, pinturas eco-friendly y mica procesada (para darles brillo).
Las obras, de 70 cm de diámetro en relieve, fueron hechas con descartes de madera, pinturas eco-friendly y mica procesada (para darles brillo).

Cada publicación de la cuenta @26HiddenRainbows daba pistas de la localización de la intervención urbana con una foto y la dirección. A la vez, los arcoíris, provistos de códigos QR, derivaban a los usuarios de Instagram a las historias de los procesos de legalización del matrimonio igualitario en cada país homenajeado.

El proyecto del argentino, cuya cuenta de Instagram es @AndyVaulet, está regido por dos principios: la inclusión y la sustentabilidad. Por un lado, el respeto a la diversidad, a los valores democráticos de convivencia e igualdad de derechos y, por otro, el cuidado del medio ambiente y la promoción del arte. "En una época en la que cuesta convocar a las nuevas generaciones a que asistan a museos, esta propuesta lúdica propone vincular en una salida cultural la inclusión social y la valorización del medio ambiente".

Según Vaulet, "esta propuesta lúdica propone vincular en una salida cultural la inclusión social y la valorización del medio ambiente"
Según Vaulet, "esta propuesta lúdica propone vincular en una salida cultural la inclusión social y la valorización del medio ambiente"

Las obras, de 70 cm de diámetro en relieve, fueron hechas con descartes de madera, pinturas eco-friendly y mica procesada (para darles brillo). Cuidadosamente embaladas, viajaron en avión con su creador hasta Basilea. El costo total del proyecto, que fue celebrado en la ciudad suiza, ascendió apenas a los 60.000 pesos. "Mi objetivo es poder hacerlo en otras ciudades del mundo", dice Vaulet. Mientras tanto, trabaja con Pablo Gorlero en la preproducción de Hair, que llegará a Ciudad Cultural Konex el año próximo, con producción ejecutiva de Lino Patalano.

El realizador audiovisual Andrés Vaulet eligió los distintos espacios donde se ocultarían sus arcoíris
El realizador audiovisual Andrés Vaulet eligió los distintos espacios donde se ocultarían sus arcoíris

La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la ciudad de Buenos Aires, a cargo de Pamela Malewicz, ya "fichó" al novel artista para la Semana del Orgullo de 2019. Los arcoíris porteños estarán realizados en metal y, como los de Basilea, pasarán a formar parte del ecosistema de la ciudad. "Con Malta, ahora son 27 los países donde el matrimonio igualitario es un derecho adquirido, sancionado por ley. Ojalá que, año a año, esa cifra crezca y se pueda llenar las calles del mundo de arcoíris", dice Vaulet en referencia a un proyecto artístico que crece a la par de las conquistas sociales.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.