Arreglos y apuestas en el tenis: la TIU condenó el hostigamiento a Trungelliti y confirmó que no estuvo investigado

La TIU respaldó a Trungeliiti en medio de la polémica alrededor del argentino
La TIU respaldó a Trungeliiti en medio de la polémica alrededor del argentino Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Sebastián Torok
(0)
2 de mayo de 2019  • 08:00

Casi tres meses después del informe exclusivo publicado en LA NACION, titulado 'Los cuadernos del tenis', la Unidad de Integridad del Tenis (TIU) sacó un comunicado respaldando al santiagueño Marco Trungelliti (actual 130º), el autor de la denuncia de un intento de soborno por parte de una red de partidos arreglados y apuestas, que derivó en la suspensión de tres colegas argentinos (Nicolás Kicker, Federico Coria y Patricio Heras) y en que algunos lo tildaran de "buchón" o "soplón". Ese hostigamiento angustió a Trungelliti y lo llevó a confesar públicamente lo que le estaba sucediendo en los torneos y los vestuarios; desde entonces, recibió muchas muestras de apoyo y, también, algunas miradas desconfiadas.

La TIU, el organismo con sede en Londres y creado para luchar contra la corrupción en el deporte de las raquetas, comunicó lo siguiente:

"El tenista Marco Trungelliti actuó como testigo en el procesamiento de tres tenistas argentinos, quienes luego fueron sancionados por varias violaciones del Programa de Lucha contra la Corrupción del Tenis (TACP).

Como parte de su política de confidencialidad, la intención de la TIU es en todo momento proteger la identidad de los testigos, y en línea con eso no ha comentado ni confirmado la participación del Sr. Trungelliti en estos casos.

Sin embargo, la TIU entiende que el Sr. Trungelliti ha sido objeto de fuertes críticas personales y que sus motivos para cooperar con la TIU han sido cuestionados.

El comunicado de la Unidad de integridad en el Tenis
El comunicado de la Unidad de integridad en el Tenis

La TIU condena sin reservas el tratamiento recibido por el Sr. Trungelliti y quisiera dejar constancia de su agradecimiento por su apoyo y el pleno cumplimiento de la TACP. La TIU también desea confirmar los hechos que rodearon su participación:

. El Sr. Trungelliti informó voluntariamente de un enfoque corrupto que recibió de un tercero a la TIU, en línea con el acuerdo contenido en el TACP, que está firmado por todos los tenistas profesionales.

. En ningún momento el Sr. Trungelliti ha sido objeto de ninguna investigación, cargo o sanción por parte de la TIU.

. No recibió ningún pago por la información que proporcionó y nunca ha solicitado u ofrecido ningún tipo de acuerdo u otro acuerdo con la TIU.

En todo momento, el Sr. Trungelliti ha actuado con el más alto nivel de integridad y teniendo en cuenta los mejores intereses del deporte. Sus principios contra quienes buscan corromper son admirados y alabados".

Trungelliti, radicado en Andorra desde diciembre pasado, aguardaba con mucha ansiedad que la TIU lo respaldara desde el mismísimo inicio de la denuncia (en 2015) y la posterior investigación, cuando empezó a sentirse "atacado" por lo que había hecho. Sin embargo, la comunicación se demoró mucho más de lo que hubiera deseado. De hecho, hace algunos días disparó: "Me usaron. Y después me tiraron en el medio del mar. Fue un desastre, un desastre total. En mi opinión, fue una de las peores investigaciones que he visto. Todavía lo estoy pagando".

Trungelliti, de 29 años, afirmó que se sintió abandonado por la cúpula del tenis y por los investigadores que combaten la corrupción. Piensa que obtuvieron todas las pruebas que pudieron, pero que no lo defendieron cuando otros empezaron a cuestionarlo. Pero, finalmente, llegó el respaldo. ¿Alcanzará? Solo Trungelliti lo sabe. Lo que sí tiene claro, más allá de las consecuencias, es que si le ofrecieran arreglar partidos de tenis en el futuro volvería a actuar de la misma manera: rechazándolo y denunciándolo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.