Cuatro pilotos y cuatro marcas: las claves de la definición del título en el Turismo Carretera

Matias Rossi, principal candidato a quedarse con el título.
Matias Rossi, principal candidato a quedarse con el título. Crédito: ACTC
Alberto Cantore
(0)
8 de diciembre de 2018  • 23:59

SAN NICOLÁS.– Llegó el capítulo final. Tres series clasificatorias y la última prueba, a 25 vueltas o un tiempo máximo de 50 minutos, es lo que le resta a la temporada de Turismo Carretera para consagrar al campeón. Las cuatro marcas representadas en la definición y cuatro pilotos como principales aspirantes a la corona, entre los que se destaca Matías Rossi (Ford).

Poleman por séptima vez en 2018, la décima que encadenan los usuarios del Óvalo, Rossi logró sumar los tres puntos en juego y así estirar a 10 unidades la ventaja sobre Facundo Ardusso (Torino), el primer escolta en el torneo y que marcó el tercer registro en la clasificación. Un paso atrás en el sprint por el título aparecen el campeón defensor Agustín Canapino (Chevrolet) y Jonatan Castellano (Dodge). Un cierre ajustado, con 67,5 puntos en disputa, que empezará a agitarse a partir de las 9 y que esconde juegos y estrategias de equipos.

Las hinchas conviviendo en las tribunas

La segunda y definitiva prueba de clasificación y el emparejamiento de las series dejaron postales. En la tanda final, Juan José Ebarlín enseñó parciales para convertirse por primera vez en poleman en 43 carreras en Turismo Carretera, lo que hubiera significado que Rossi se quedará sin tres unidades. "Lo di todo, pero no se dio. Es la mejor clasificación del año, en una temporada en que fuimos muy irregulares. El auto se paró en cinco carreras, nos ausentamos de un par… No acertábamos con el motor y en la última del año dimos el salto que tanto estuvimos buscando", resume el piloto de Benito Juárez, de 28 años, que en la fecha inaugural de 2017, en Viedma, también logró el segundo mejor tiempo en la clasificación, por entonces por detrás de Josito Di Palma. Este año, el Mago largó desde el cajón Nº 1 de la grilla en la carrera por sorteo, en Termas de Río Hondo, y finalizó 12do.

Ebarlín es usuario de Chevrolet, la marca que identifica al Donto Racing, propiedad de Laureano Campanera. Pero la estructura tiene un equipo satélite, el Nova Racing, que tiene como piloto a Rossi. Rápido como en la pista, el puntero del campeonato desalentó las especulaciones de una supuesta ayuda de Ebarlín. "No somos compañeros de equipo, porque nos debemos a diferentes sponsors, aunque corremos bajo una misma estructura. La definición la veo como tiene que ser. Hay mucha hipocresía, pocos pilotos honestos. Compartimos la estructura técnica, así que no esperaba nada de él. Sufrí la clasificación porque Ebarlín venía para marcar el 1. El título depende de nosotros", señaló Rossi, que saludó al Mago cuando ingresó el auto al sector de la Técnica. "No andan los Chevrolet, no andan nada", dijo sonriente. No faltaba a la verdad, Norberto Fontana quedó quinto, con un auto de esa marca. Con el resultado, el Donto Racing logró por primera vez un 1-2 en una clasificación. La estrategia del Misil tambaleó frente a una sola frase de Ebarlín: "¿Si tengo que entregar la victoria para que sea campeón Matías? Espero que esa situación no se presente en la pista", dijo, con una sonrisa nerviosa.

Rossi hizo la pole

La situación de Rossi no es única, porque su principal competidor por la corona, Ardusso, compartirá la primera fila de la tercera y última serie con Emiliano Spataro, compañero en el Renault Sport Torino Team. Las diferencias entre ellos y la fórmula Rossi-Ebarlín son todavía menores, por lo que se presume que el parejense no tendrá resistencia para imponerse y asegurarse los 7,5 puntos que sumará el ganador. "Es probable que me respete, no lo hablamos de manera fina, pero Emiliano va a hacer todo para que yo gane la serie, dentro de lo normal y del reglamento", anunció Ardusso. Rápidamente asomaron los fantasmas de la carrera de Rafaela 2017, cuando Spataro superó a Ardusso, que peleaba por lograr su primer éxito en el año y quitarse la mochila de la victoria para definir la Copa de Oro. En aquella ocasión, Spataro tenía esperanzas de dar batalla por la corona, pero en esta temporada son nulas. "Sueño con romper la racha de 47 años sin títulos de Torino", fue un mensaje que tiró el santafesino para sumar adeptos en la cruzada.

Sin laderos "oficiales", Castellano y Canapino no se rinden. El Pinchito escaló en la clasificación y será quien largue junto a Rossi en la primera serie. Una oportunidad para descontar mano a mano y posicionarse con firmeza rumbo a la final. Para Canapino, que partirá en la segunda fila de la tercera batería, junto con José Manuel Urcera, el rendimiento, que resultó mejor, no deja conforme al arrecifeño para aspirar a defender el Nº 1.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.