La historia de Darko Peric, Helsinki en La Casa de Papel: un amante del básquetbol argentino

Helsinki, un fanático del básquetbol, junto con Luis Scola
Helsinki, un fanático del básquetbol, junto con Luis Scola
Fernando Vergara
(0)
10 de abril de 2020  • 12:51

Como era de esperar, la cuarta temporada de La casa de papel profundizó un fenómeno mundial que ya no sorprende a nadie. La serie de Netflix se convirtió en una producción de éxito y en una generadora permanente de opiniones. Y dentro de ese entramado de personajes surge uno muy especial: Darko Peric, más conocido como Helsinki. ¿Quién es este actor? Un serbio que ama el básquetbol y admira a varios argentinos referentes de este deporte: Luis Scola, Nicolás Laprovittola, Facundo Campazzo y Leandro Bolmaro, entre otros.

Ver esta publicación en Instagram

Cuanto te viene a ver Helsinki [R][R]

Una publicación compartida de Luis Scola (@luisscola) el

Peric (Kladovo, Serbia, 25 de marzo de 1977) siente devoción por el básquetbol. En su cuenta de Instagram pueden verse decenas de imágenes con distintos jugadores alrededor del mundo. "¡Me gusta el fútbol argentino y también el básquet! No por nada son subcampeones del mundo. Ginobili y Scola ya son leyendas, pero mi favorito es Laprovittola. ¡Qué jugador! Campazzo y Deck también son muy buenos", reconoció el actor de 43 años en una entrevista con Tiempo Argentino.

Hace algunos días, el propio Scola subió en sus redes sociales una foto con Peric. "¡Cuando te viene a ver Helsinki!", apuntó el alero argentino. ¿Quién es el principal ídolo del serbio? Radivoj Korac, una leyenda que brilló entre 1950 y 1960 y fue considerado como uno de los mejores jugadores de la historia de este deporte en Europa.

Sin embargo, Peric confesó en Mundo Deportivo que siente fascinación por un argentino que atrapa los flashes en Europa y al que muchos marcan con un futuro muy cercano en la NBA: Bolmaro. "Recuerden bien su nombre. Lo dijo Pierre Oriola: 'es el Messi del baloncesto'. Y es así. Él es super fan mío y yo soy super fan suyo porque lo vi contra el Valencia y fue increíble".

Peric -que se recibió de veterinario y trabajó como tatuador- vive en Barcelona desde hace más de 15 años. Previamente, huyó de la guerra civil en su país y se marchó a Rumania. Allí, tras recibirse, ganaba 70 dólares mensuales y pagaba 80 de alquiler en un departamento. Después vivió en Berlín, donde conoció el underground en un bar en el que le entregaban 150 dólares por fin de semana. Comenzó a hacer performances, teatro de sombras, marionetas, cortometrajes. Y luego llegó a Barcelona por casualidad. Ya en España la vida empezó a entregarle nuevas sorpresas, y realizó diferentes papeles para TV3 y Canal +. Hasta que le llegó la consagración en La Casa de Papel.

El amor de Peric por el básquetbol lo lleva a practicarlo de manera asidua con sus amigos. Cuentan quienes lo conocen que es habitual verlo correr en las canchas públicas de su barrio, donde vive con su mujer y su hijo. "Nunca fui profesional, pero sí que he jugado mucho. Cuando llegué a Barcelona me impresionó que hay canchas en todos lados. Es una de mis grandes pasiones. Todos mis amigos eran de Partizan, pero mi padre de Estrella Roja, era rebelde. Y yo también soy rebelde, así que de Estrella Roja", enfatizó en la historia que recapituló Basquet Plus. "Recibo mensajes todos los días de Filipinas y de India. La Casa de Papel es un exitazo, con la NBA me quedo maravillado, me escriben jugadores como Doncic y Antetokoumpo", agregó.

Normalmente, Peric concurre a cualquiera de los grandes estadios de básquetbol en Barcelona para disfrutar de su pasión. Hace un par de meses sucedió algo gracioso cuando asistió al Pabellón Olímpico de Badalona para ver a Joventut. Una vez que lo divisaron, desde los parlantes comenzó a sonar el clásico "Bella Ciao", una marca registrada de la serie, y el actor comenzó a cantar con todo el público.

A la hora de elegir al mejor en la actualidad en la liga más relevante del planeta, Peric no duda: Doncic. Cuando viaja en el tiempo escoge a Michael Jordan, Magic Johnson y Larry Bird como algunos de los más legendarios de la NBA.

Si bien no es amante del fútbol, Helsinki se animó a diversas comparaciones con futbolistas de Barcelona. "En la vida real el 'Profesor' no podría sacarle el balón a Messi, pero en la ficción habría que verlo. Messi sería el profesor, también calladito como él. Denver podría ser Griezmann y Tokyo sería Luis Suárez".

A futuro, detalla Peric, le encantaría unir sus dos pasiones: la actuación y el baloncesto. ¿De qué manera? Con un programa de televisión. Sus objetivos, claro, ya comenzaron a cumplirse. Hoy apenas vive como un mal recuerdo cuando tenía 14 años y fue aceptado en la mejor escuela de animación de Serbia, su país, pero la guerra estalló y tuvo que posponer sus sueños.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.