Hoy se resolverá si Argentina y Uruguay organizarán el Mundial de básquetbol de 2023

Campazzo, una de las figuras con las que FIBA promociona el Mundial 2023
Campazzo, una de las figuras con las que FIBA promociona el Mundial 2023 Crédito: www.fiba.com
FIBA decidirá en Suiza donde se disputará la Copa del Mundo por primera vez en más de un país; la candidatura conjunta rioplatense compite con una tripartita: Filipinas-Japón-Indonesia
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
8 de diciembre de 2017  • 23:59

La Argentina en general y Buenos Aires en particular pretenden recibir varios acontecimientos deportivos de gran magnitud en las próximas dos décadas, entre Juegos Panamericanos, mundiales de varios deportes y Juegos Olímpicos. Hoy se definirá su suerte en uno de ellos: el Mundial de básquetbol de 2023, para el cual el país se postula con Uruguay.

La Federación Internacional (FIBA) decidirá en su sede, ubicada en Mies, cerca de Ginebra, Suiza, si la ganadora es la candidatura rioplatense o su única adversaria, Filipinas-Japón-Indonesia. La doble propuesta sudamericana y la triple del este asiático harán que la Copa del Mundo sea disputada por primera vez en más de una nación, algo que el fútbol experimentó con Corea del Sur-Japón 2002.

Cuatro de los cinco países involucrados ya organizaron mundiales de básquetbol. La Argentina es quien más veces lo hizo, en 1950 (fue el campeón, en el primer torneo) y 1990. Su vecino fue la sede en 1967; Filipinas recibió el certamen en 1978, y Japón, en 2006. La próxima cita será China 2019.

La postulación americana cuenta con amplio apoyo gubernamental. En el caso de la Argentina, la fomentaron el Ministerio de Educación y la Secretaría de Deporte; algo similar sucedió en Uruguay. El “charme” de ambas naciones, su clima, la ausencia de conflictos internacionales y el entusiasmo que esa sede generaría en los hinchas de otras regiones son algunos de los atractivos que las autoridades rioplatenses destacan para que les sea adjudicada la organización del Mundial. Se trata de un “proyecto excelente”, “uno de los más rigurosos y exhaustivos que FIBA ha recibido para organizar un mundial”, creen argentinos y uruguayos, que prometen promoción, buenos ingresos y alta concurrencia en los estadios en dos “países del básquetbol”, que ofrecen “alto nivel deportivo, color y pasión”.

Los asiáticos, en tanto, se apoyan en que la suya es “la región de más rápido crecimiento” en el planeta, que acoge mucho turismo, y que su población conjunta de 500.000.000 de habitantes está “lista para abrazar al deporte del básquetbol”. Dispondrán cinco subsedes distribuidas entre Manila, la capital filipina; Okinawa, ciudad de una pequeña isla japonesa, y Yakarta, la capital indonesia, todas cercanas a centros de alojamiento, médicos y de medios. Basándose en tres ejes, la simplicidad, la diversidad y la intensidad, pronostican “estadios llenos” y “ambiente eléctrico”, con un escenario de 55.000 localidades en Manila para albergar la etapa final del certamen. E intentan seducir a la Federación Internacional enfatizando el objetivo de “trabajar con FIBA” para hacer de la del básquetbol “la comunidad deportiva más popular, con más gente jugando en más lugares, más asiduamente”.

Por su parte, sus rivales en la carrera por 2023 aseguran una “organización experta y profesional”, “una forma especial de entender” su deporte y “hacerlo más grande, sustentable y amigable”. Y afirman: “Si te gusta el básquetbol, Argentina-Uruguay es la opción correcta”.

Hoy se sabrá si FIBA coincide con esto. Y si la larga lista de grandes competencias que anhelan acoger la Argentina y su capital (Panamericanos 2027, rugby 2027, fútbol 2030, Olímpicos 2032) tiene su primer visto bueno verde o su primera equis roja.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.