Luka Doncic: el niño esloveno de la NBA que se divierte y se queda con todos los récords

El guardia de los Dallas Mavericks, Luka Doncic (77) encesta contra los Sacramento Kings en la segunda mitad de un partido de baloncesto de la NBA el martes 4 de agosto de 2020, en Lake Buena Vista, Florida
El guardia de los Dallas Mavericks, Luka Doncic (77) encesta contra los Sacramento Kings en la segunda mitad de un partido de baloncesto de la NBA el martes 4 de agosto de 2020, en Lake Buena Vista, Florida Fuente: AP - Crédito: Kim Klement / Pool Photo vía AP
Diego Morini
(0)
5 de agosto de 2020  • 09:39

No conoce de límites. Sonríe y se parece que ilumina. Apenas 21 años y camina por el mundo de los gigantes sin temerle a nada. Es más, es uno de ellos. Desde Ljubljana, allí donde arrancó a tirar al aro, se escuchan los gritos por sus logros. Retumban en la burbuja de Disney, pero son parte de la NBA desde mucho antes. Hace todo con una naturalidad que impresiona, hace sencillo lo realmente imposible para cualquier otro simple mortal. Apila elogios y multiplica registros que son domino de las estrellas, como LeBron James. El chico esloveno de Dallas Mavericks, Luka Doncic, se desliza por la cancha y con ese andar se mete en la historia: es el jugador más joven de la historia de la competencia en anotar, al menos, 30 puntos, 20 rebotes y 10 asistencias.

Juega con Boban Marjanovic, el gigante serbio de 2,24 metros que también es parte de los Mavericks, porque Doncic tiene alma de niño. Aparece en los Tik Tok de Dallas bailando sin pudor. Dibuja en el aire para una publicidad de Disney las orejas del ratón Mickey. Destila talento dentro de la cancha como si obrar un récord fuese una tarea de todos los días. A sus jóvenes 21 años y 158 días, no le tembló el pulso y ante Sacramento Kings firmó una planilla tremenda: 34 puntos, 20 rebotes y 12 asistencias.

Y cada marca que consigue el joven de 2,01 metros, que viste la camiseta 77 de Dallas y que es la joya a la que cuida como nadie Mark Cuban, el dueño de la franquicia, se encadenan otras marcas que impresionan, porque también acumuló su 11º triple doble (llegar a los dos dígitos en tres rubros) lo que lo ubica como el jugador que más veces lo consiguió en lo que va de la temporada.

"Extraño mucho el básquet, así que solo quiero jugar". Esa fue la frase que quedó marcada de Doncic cuando se sumó a la burbuja en Orlando. Y allí radica un poco el secreto de este diamante esloveno que se pulió primero en Real Madrid. Le corre básquetbol por las venas, porque sólo así se puede explicar que antes de cumplir los 21 años ya había alcanzado los 600 puntos en la NBA en los primeros 20 partidos de la temporada, algo que apenas había conseguido en la historia LeBron y que no pudo hacerlo Michael Jordan.

No es sencillo poder ponerle un techo a Doncic. Nadie se atreve a pensar que su talento ya está estacionado en la NBA. Es la evolución del juego en su máxima expresión. Lo admiran hasta los grandes de la competencia. Fue el último rookie del año, pero por muchos cuerpos de diferencia. Es que con sólo repasar lo que produce en una cancha... Es el único jugador que consiguió dos triples-dobles con menos de 20 años, es el más joven de la historia del NBA en realizar un triple-doble de 30 puntos y también en hacer cuatro triples-dobles en los ocho primeros partidos del certamen. ¿Algo más?

Vive su momento como si no se tratase de estar compitiendo en la NBA. Juega con el portorriqueño J.J Barea al spikeball (es hacer rebotar una pelota contra una pequeña red redonda y elástica), canta con Marjanovic, se pone a patear una pelota para intentar encestar en el aro... Doncic disfruta de una manera que es difícil verlo en otros personajes de ese mundo del básquetbol estadounidense.

Y eso no le quita la atención sobre el juego, todo lo contrario, por eso el esloveno es el jugador más joven en conseguir dos triples-dobles con al menos 35 puntos en dos partidos consecutivos, así como en sellar dos triples-dobles con al menos 25 puntos un par juegos seguidos. Incluso, hasta se puede dar el lujo de decir que es el primer menor de 21 años en realizar tres triples-dobles anotando al menos 30 puntos.

"Me encanta la forma en que está entrenándose, trabajando y compitiendo. Doncic es quien tiene la pelota y va a ser el centro de atención de muchas cosas", dijo el entrenador Rick Carlisle, que deja que la inspiración del niño maravilla se desarrolle. Por eso es que quizá no tiene problemas que mientras trabajen se ponga a hacer jueguitos con la pelota de básquet y demuestre que parece que también "la tiene atada" jugando al fútbol.

Apenas dos temporadas en la NBA y su nombre se escribe en letras de molde. Tiene en este año un promedio de 28,3 puntos, 10,3 rebotes y 9,1 asistencias, es el jugador que más veces toca el balón por partido en toda la Liga, uno de los mejores en asistencias y es el tercer jugador que genera más de 50 puntos, sólo por detrás de James Harden y LeBron James.

El chiquito que le pedía a su papá (Sasha Doncic) tirar en los entretiempos de los partidos de Olimpija Ljubljana, allá en Eslovenia y era toda una atracción, parece que no cambió nada, porque en la NBA, en los Estados Unidos, Luka Doncic es un imán por talento y carisma.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.