Michael Jordan, sin límites: reveló cómo LaBradford Smith fue la víctima de un gran engaño para motivarse

Diego Morini
(0)
13 de mayo de 2020  • 15:00

" Buen juego, Mike ". Apenas tres palabras y se desató la furia. Sólo una frase alcanzaba para poner en modo "asesino" a Michael Jordan . No podía soportar que alguien tuviese un mejor partido que él, no toleraba que las luces enfocasen a otro. Sucedió que en la noche del 19 de marzo de 1993, todos los flashes lo apuntaron a LaBradford Smith , de Washington Bullets , que marcó 37 puntos en la cara a MJ.

Si bien los Bulls terminaron ganando ese partido por 104-99, la furia de su Majestad por esa tarea de su rival tomó dimensiones inimaginables. Incluso, hasta circuló que fue el bueno de Smith el que soltó la frase burlona que terminó por hacer estallar al 23 de Chicago. Ahora bien, ¿cuánto de verdad existe en esa historia del cruce entre ambos en el pasillo del United Center y la famosa frase en cuestión? La respuesta es sencilla: nada.

La gran tarea de Smith despertó la atención de todos. Eso, lógicamente, resultó el combustible para que los periodistas se preguntasen en más de una ocasión por qué Smith se había atrevido a ponerle tanto condimento a la rivalidad con Jordan. Y mucho más sabiendo que había un back to back de por medio (partido en días consecutivos). Es decir, que la noche siguiente MJ iba a tener revancha. Es más, en el documental The Last Dance cuenta BJ Armstrong que se cruzó con Smith antes del segundo partido y le dijo: "Esperamos que hayas descansado bien porque Michael nos dijo que nos tomáramos la noche libre y que le diéramos el balón a él".

¿Qué sucedió la noche de la revancha? Jordan, atacó hasta el cansancio a Smith, se le puso cara a cara, y sus primero ocho tiros se hundieron en la red. MJ se calibró en "modo Dios" y en el primer tiempo aportó 36 puntos. Cerró la noche con 47 unidades y los Bulls ganaron por 126-101. "Fue mala suerte que Jordan tuviera la oportunidad de vengarse tan rápido", dijo Smith, que en su segundo duelo apenas pudo aportar 15 puntos.

Jordan había declarado en Chicago Tribune que lo que había sucedido en United Center había sido una enseñanza para él, porque entendió que no debía subestimar a nadie. "Fue en nuestra casa", había declarado en los vestuarios la noche del 19 de marzo cuando Smith se despachó con 37 puntos. De la misma manera que fue el propio MJ el que hizo circular que su rival le había dicho, con aire burlón: "Buen juego, Mike". Lo concreto es que en el documental, cuando al 23 de los Bulls le preguntan por aquella situación, se sonríe pícaro, y dice: "Yo creaba cosas así como motivación todo el tiempo. Estoy seguro de que LaBradford probablemente no me dijo nada ".

En The Last Dance, Jordan contó además, cómo se alimentó para tomar revancha de Smith, ya que tras aquel primer duelo, un periodista de Washington Post se le acercó y le preguntó cómo pensaba responder en la revancha y MJ fue contundente: "Le pregunté cuántos puntos había metido él y le respondí que yo los iba a meter, pero antes del descanso".

Smith sólo jugó tres temporadas en la NBA entre los Bullets y Sacramento Kings. Después su carrera lo llevó a Europa, pero nunca más estuvo frente a frente a Jordan. "Yo buscaba hacerme un nombre en la NBA, de ninguna manera iba a provocar una pelea con MJ", dijo hace un tiempo Smith. Claro, el problema es que MJ era capaz de inventar cualquier excusa para tener un motivo para competir y ganar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.