NBA: ganaron los Warriors, pero Sonya y Dell Curry ya estaban en la final

Stephen y Dell Curry, padre e hijo; Golden State jugará su quinta final de la NBA consecutiva
Stephen y Dell Curry, padre e hijo; Golden State jugará su quinta final de la NBA consecutiva Fuente: AFP - Crédito: Jonathan Ferrey
Gustavo S. González
(0)
21 de mayo de 2019  • 23:59

Sonya y Dell Curry entraron en el Oracle Arena, el estadio de los Warriors , con camisetas distintas; ella, con la 31 de los Portland Trail Blazers , de Seth; él, con la 30 de los Golden State Warriors, de Stephen Curry. Forman un matrimonio y, como en todas partes del mundo donde un espectáculo deportivo es simplemente eso, se sentaron uno al lado del otro, mezclados con hinchas locales. Es el primer partido de la serie por la final de la Conferencia Oeste de la NBA y están por asistir a un momento único en el básquetbol profesional de Estados Unidos: dos hermanos juegan por primera vez, frente a frente, el partido decisivo de una conferencia.

La manera de dirimir quién se ponía cada camiseta fue menos simple que la moneda al aire. "Nunca jugué a piedra, papel y tijera", dijo Dell y Sonya impuso la piedra a la tijera. Después ella sorteó entre la P de Portland y la W de Warriors, con una ficha que había preparado.

Ganó Dell, que jugó 16 años en la NBA y fue base (como sus hijos) en Charlotte Hornets , durante 10 años, donde compartía el plantel con el pequeño Muggsy Bogues (con el que formó uno de los binomios de media cancha de más extensa trayectoria), Alonzo Mourning y Larry Johnson. El lunes, Golden State superó a Portland 119 a 117 de visitante y barrió a los Trail Blazers 4-0.

Esta vez, Dell se puso la camiseta correcta -por azar- pero antes de que Stephen llegara a la bahía de San Francisco no fue tan visionario. Don Nelson, entrenador de los Warriors en 2009, le pidió su opinión para incorporarlo y Curry padre fue categórico: "No, no lo lleven, te digo la verdad". La idea de Wardell (su nombre sin apócope) Curry era que Stephen jugara en los New York Nicks . Y se cree que la compartía con su hijo.

Nunca se sabrá si el Nº 30 habría colaborado a la misma transformación beneficiosa en la Gran Manzana, como lo hizo en la costa opuesta: los Warriors van ahora por su quinta final consecutiva para ser "campeones del mundo", como ya lo fueron tres veces desde que el base está en sus filas y ante el mismo rival, los Cleveland Cavaliers de LeBron James: 2015 (4-2), 2017 (4-1) y 2018 (4-0). En 2016 la final se repitió, ya devenida en clásico, pero la victoria fue para Cleveland 4-3.

El saludo entre los hermanos, con intercambio de camisetas incluido
El saludo entre los hermanos, con intercambio de camisetas incluido Fuente: Reuters

La historia del último juego de la serie final del Oeste dirá también que por primera vez dos compañeros de equipo consiguieron un triple-doble. Curry, claro, con 37 puntos, 13 rebotes y 11 asistencias, y Draymond Green , con 18 tantos, 14 rebotes y 11 asistencias. Para el base es normal; para el alero, es consecuencia del protagonismo que su equipo le exigía ante las ausencias de Kevin Durant , lesionado en el inicio de estas finales, y Andre Iguodala, con una dolencia en un gemelo. El aporte de Green tuvo su punto máximo con el triple que metió a 39 segundos del final del tiempo extra, con lo que estiró la ventaja de su equipo a 4 puntos (119 a 115).

Los dos, Curry e Green, están desde el comienzo de la maravillosa era de Golden State Warriors en la segunda década del siglo XXI -también Iguodala-, al igual que Klay Thompson, que el lunes no se vio en las estadísticas como en la cancha: su defensa sobre el base Damian Lillard, la estrella de Portland, fue decisiva, sobre todo en las dos últimas posesiones de los Blazers.

"Fue maravilloso", describió Sonya. "Vi a mi mi hijo mayor hacer lo que hace siempre y ser él mismo, y vi a mi hijo menor en sus primeros playoffs buscar el campeonato y cumplir su rol; creo que lo hizo bien". Dell dijo que no sabe cómo se sentirá ser ganador del campeonato. Ninguno de los equipos que integró (Utah, Cleveland, Milwaukee y Toronto se suman a los Hornets), pasó de la segunda rueda en la post temporada.

¿Quién es MCKinnie?

Alfonzo McKinnie, nacido en Chicago hace 26 años, jugó como titular en los Warriors en el partido 4 de las finales de la Conferencia Oeste. El alero de 2,02 metros reemplazó en el quinteto inicial a Andre Iguodala, lesionado, un destino acaso impensado para quien no pudo ingresar en el draft en 2015 y debió emigrar a Luxemburgo, donde se alistó en East Side Parades, donde promedió 26 puntos y le pagaban 1500 dólares por mes. Al año siguiente pasó al Windy City Bulls, de la G League, y en 2017 firmó con Toronto Raptors, donde solo jugó un minuto.

En el club mexicano Rayos de Hermosillo, McKinnie jugó la final de la liga hasta que el año pasado Steve Kerr lo llevó a Golden State. "No tiene miedo, no esquiva un tiro; fue desechado y trabajó mucho para estar aquí", dijo el DT. En su mejor actuación en la NBA, McKinnie, que fue calurosamente elogiado por su compañero Klay Thompson, anotó 12 puntos en 26 minutos.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.