Negligencia o corrupción, la opción eterna

Xavier Prieto Astigarraga
(0)
8 de agosto de 2019  • 03:40

Mediados de 2014. Varios de los monstruos de la Generación Dorada amenazaban con no jugar el Mundial de España en caso de no renunciar las autoridades de la Confederación Argentina de Básquetbol. Entre muchas irregularidades (algunas, absurdas), figuraba una referida a la vestimenta deportiva de los seleccionados y los lavaderos -literales, sin segundas lecturas-. Lógicamente, no tardó mucho en dimitir el sospechoso presidente Germán Vaccaro. Tampoco se demoró en asumir el interventor Federico Susbielles, que poco después, con la aceptación de los dorados, se convirtió en el presidente.

Hasta entonces, la CABB hacía agua detrás de la pantalla reluciente que le otorgaban los frescos logros del seleccionado de varones. Pero la situación no tenía consecuencias directas en lo deportivo, al menos visibles. Cinco años más tarde, la ropa -la ropa, sí- deja fuera de combate al creciente equipo femenino en un torneo que aparece cada cuatro años, los Juegos Panamericanos. Justo al año siguiente de que ganara el Sudamericano de Colombia, justo un día luego de hacerle partido a Estados Unidos.

Meses de anhelo, semanas de entrenamientos sepultados bajo una "negligencia logística" que se expuso ante el continente. No era tan difícil llevar ambos juegos de camisetas. Se podría hacerlo siempre, por las dudas.

Entre lo malo, una reacción digna. Colombia no tuvo la nobleza de ofrecer jugar de todos modos, pero la CABB no se escudó en eso ni en excusas. "Nada justifica el error", tuiteó. "Que MI error no sirva de argumento", escribió Hernán Amaya. No hubo pases de facturas. En eso sí hubo similitud con la Generación Dorada.

No en lo operativo, claro. Quizás, si Susbielles hubiera estado en Lima y no de campaña proselitista en Bahía Blanca, se habría evitado la falla. Tal vez sea difícil ser a la vez senador bonaerense, candidato a intendente de Bahía Blanca y titular de la CABB. A veces hay que renunciar a algo, o al menos pedir licencia.

Como sea, en estos años el básquetbol argentino ha sido vícitma de negligencia o corrupción. Cualquier parecido con la realidad general nacional y la política en particular es mera coincidencia. O no tanto.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.