Benedetto y Barrios, las figuras de un Boca aplastante

Wilmar Barrios fue otra vez ovacionado en la Bombonera
Wilmar Barrios fue otra vez ovacionado en la Bombonera Crédito: Fabián Marelli
El goleador y el volante central fueron los puntos destacados de una noche en la que el conjunto de la Ribera recuperó la sonrisa
Rodolfo Chisleanschi
(0)
5 de junio de 2017  • 07:54

Agustín Rossi (5): Apenas le llegaron y sin embargo fue el punto más flojo del equipo. Dudó en una salida, dio algunos rebotes peligrosos y se equivocó seguido en los saques con el pie.

Leonardo Jara (7): Uno de sus partidos más completos desde que llegó al club, seguro el mejor como marcador de punta. Duro en la marca, rápido en los cruces y generoso para ofrecerse como salida. Una contractura lo obligó a dejar la cancha antes de tiempo.

Fernando Tobio (6): Seguridad con la contundencia habitual. Solo algunas paredes esporádicas en las cercanías del área le crearon cierta confusión. Probó a Campaña con algún tiro de larga distancia. Se retiró antes por dificultades físicas.

Lisandro Magallán (6): Más allá de algunos despejes pifiados mostró firmeza defensiva y colaboró en la salida de la pelota cuando hubo necesidad.

Jonathan Silva (6): Desactivó por completo a Rigoni en el primer tiempo, y aunque después padeció algo más con Barco redondeó una buena tarea, con acertada participación en un par de circuitos de juego que armó Boca por su sector. Regular en el lanzamiento de faltas.

Fernando Gago (7): Trabajó mucho defensivamente para auxiliar a Jara. Cuando el equipo tuvo la pelota jugó suelto, situándose a veces como enganche con la delantera, y puso varios pases con su sello. Fue uno de los que más presionó al árbitro con sus protestas.

Wilmar Barrios (8): Nuevo líder espiritual del equipo, su presencia en la mitad de la cancha es una garantía de lucha y marca que contagia al resto. Ganó casi en cada choque individual, por anticipación o por fuerza. Todavía sigue fallando demasiados pases como para ser salida clara.

Pablo Pérez (7): El entusiasmo general lo devolvió a un nivel que parecía extraviado. Sus encuentros con Gago, Benedetto y alguno de los dos punteros fueron la mejor expresión futbolística de Boca. Recibió el puntapié de Franco que Rapallini juzgó como penal.

Cristian Pavón (6): Otro que levantó respecto a las últimas semanas. Un resbalón impidió que marcara al minuto de juego, pero después se reivindicó armando una magnífica jugada para el segundo gol. Le faltó continuidad pero esta vez al menos no desentonó.

Darío Benedetto (9): La figura de la cancha, y no solo por sus dos goles (excelente en la ejecución del penal y en la definición del 3-0). Su facilidad para tirarse atrás arrastrando a uno de los centrales y habilitar de primera a cualquiera de los que suben por afuera fue un dolor de cabeza sin solución para la defensa de Independiente. Se retiró con una leve molestia.

Junior Benítez (7): Hizo un enorme esfuerzo físico para ayudar en defensa y convertirse en puntero una vez recuperada la pelota. No tuvo desborde pero sí capacidad para complicar a base de desmarques y diagonales. Marcó el segundo tanto con un muy buen cabezazo picado abajo.

También ingresaron Walter Bou, Santiago Vergini y Frank Fabra, pero no obtuvieron calificación

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.