Con un flotador y poses hilarantes, el Ogro Fabbiani emuló a los guardavidas de Baywatch