El análisis de Angel Sánchez de las polémicas de la fecha: los penales de San Lorenzo y River

Su opinión sobre las jugadas que generaron debate en la fecha 9 del torneo de Primera División
Ángel Sánchez
(0)
6 de noviembre de 2016  • 23:59

Las polémicas de la fecha, por Angel Sánchez

Darío Herrera, penal sancionado en San Lorenzo-Huracan: la mano es la jugada más compleja de interpretar sobre todo cuando la regla establece que la postura corporal no necesariamente determina infracción. Por lo que deja librado a quien lo tiene que juzgar dicha interpretación. A mi criterio la mano sancionada no era intencional y la postura corporal tampoco lo determina.

Diego Abal, en River-Estudiantes: La regla 5 establece que un árbitro no necesita demorar el juego para amonestar o expulsar un jugador, pero lo debe hacer en la próxima detención del juego. Era clara la amarilla para Arzura por sujetar e impedir un avance prometedor y correcta la decisión de permitir la rápida reanudación de juego. Pero debió amonestarlo después y no es válida la explicación que le daba a los jugadores aduciendo haber dado continuidad en el juego. Otra situación del mismo arbitro, es el penal sancionado a favor de River por falta de Desábato a Mayada. El fútbol es un juego de fricción y no todo contacto es falta. Es común en nuestro fútbol que un jugador apenas sienta la presencia de un adversario cerca y al producirse un mínimo contacto se deje caer. Este es el caso. Aunque no es merecedor Mayada de tarjeta amarilla por simulación, ya que el contacto existe.

German Delfino. en Racing-Newells: La regla 11 establece varios conceptos para que un asistente pueda valorar correctamente la posición adelantada de un jugador. Uno es juzgar la parte mas adelantada del cuerpo con la cual un jugador en posición de ataque pueda impactar el balón. Bou estaba adelantado en el primer gol. Error del asistente Germanotta al valorar la situación.

Silvio Trucco, en Quilmes-GodoyCruz: La regla 12 (faltas y conducta incorrecta) da siete causales donde el árbitro debe valorar para tomar o no una decisión disciplinaria. Si son temerarias corresponde amarilla. No hizo una buena valoración de esto el arbitro, pero lo más grave fue una patada descalificadora de Alvarado a un adversario, que debió ser juzgada como conducta violenta, causal de expulsión y equivocadamente Trucco mostró amarilla.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.