El día que Toresani recordó su histórica pelea con Maradona

La histórica pelea entre Diego Maradona y Julio César Toresani
La histórica pelea entre Diego Maradona y Julio César Toresani Crédito: Archivo
(0)
22 de abril de 2019  • 09:14

A ese muchacho Toresani, que no existe, le digo que vivo en Segurola y Habana 4310, séptimo piso. Que venga, y vamos a ver si me dura 30 segundos
Diego Maradona, 1995

La triste noticia del fallecimiento de Julio César Toresani, a quien esta mañana encontraron sin vida en el hotel de la Liga Santafesina de Fútbol, genera, entre otros recuerdos, una pelea que lo tuvo como protagonista junto a Diego Armando Maradona .

El sábado 7 de octubre de 1995, durante el regreso oficial del Nº 10 a Boca, el Huevo jugó como la entrega que siempre lo caracterizó. Y poco le importó el clima festivo que se vivió en la Bombonera.

Después de ese partido, que Boca ganó 1 a 0 sobre el final, con un tanto de Darío Scotto, Toresani, que se fue expulsado por el árbitro Francisco Lamolina, se quejó ante las cámaras de TV: "Maradona manejó el partido. Él me echó de la cancha, me gustaría encontrarlo para ver si me repite en la cara todo lo que me dijo".

El inolvidable cruce entre Toresani y Maradona, en 1995

00:33
Video

Por la noche, también ante las cámaras de Fútbol de Primera, Maradona recogió el guante e inmortalizó otra de sus frases célebres: "A ese muchacho Toresani, que no existe, le digo que vivo en Segurola y Habana 4310, séptimo piso. Que venga, y vamos a ver si me dura 30 segundos".

En 2011, a 16 años del cruce y en declaraciones al programa radial "De caño vale doble", por radio Cooperativa , el volante recordó la situación: "A mí no me importaba nada. Yo defendía lo mío como él lo suyo, y si tenía que boxealo lo boxeaba en el medio de la Bombonera. A lo mejor después me mataba. Pero en ese momento me lo quería comer, y por eso dije que esa tarde me echó Maradona."

Las idas y vueltas del fútbol hicieron que Toresani se sumara a Boca poco tiempo después, y que compartiera plantel con el propio Diego, y que incluso fuera protagonista del último partido oficial del Nº 10, cuando el 25 de octubre de 1997 marcó el 1 a 1 parcial en el triunfo de Boca sobre River en el Monumental. El 2 a 1 lo sentenció Martín Palermo.

En esa misma charla radial, el Huevo contó cómo fue el reencuentro entre ambos, cuando coincidieron en el vestuario de Boca: "Cuando fui a Boca él no estaba más. Cuando volvió al mes yo estaba ansioso porque no sabía cómo iba a reaccionar. Los muchachos del plantel me cargaban. Me decían que cuando venga Diego me iba a sopapear. Los que más fichas metían eran el Manteca Martínez, Gabriel Cedrés y Néstor Fabbri, que decían «Cuando venga el petiso te mata». Pero cuando apareció Diego no pasó nada. Lo pasado, pisado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.