El experto argentino en neurociencias que capacita a Barcelona y otros grandes: "El cuerpo es un Rastrojero"

Di Santo fue consultado por Barcelona, uno de los grandes del mundo
Di Santo fue consultado por Barcelona, uno de los grandes del mundo
Gabriela Origlia
(0)
8 de agosto de 2019  • 07:00

CORDOBA.- La prevención de lesiones es hoy clave para los deportistas de alto rendimiento y, a la vez, en la vida diaria la terapia a través del movimiento gana cada vez más terreno. El cordobés Mario Di Santo es uno de los profesionales más consultados a nivel internacional para la "readaptación deportiva". Exgimnasta (fue varias veces campeón argentino de Grandes Aparatos), se recibió de profesor en Educación en 1987, se formó en neurociencias y, en 2001, se focalizó en el ejercicio adaptado trabajando con particulares, atletas e instituciones.

"La disciplina, que en el mundo hace mucho se aplica, apunta a reestablecer el orden biomotor, a reorganizar las funciones y la biomecánica", explica a LA NACION. Di Santo, que trabajó 12 años en el club Belgrano y en Atenas, ahora se desempeña en Talleres de Córdoba. Pero además es consultor del Santos Laguna de México, capacitador en el Barcelona FC donde brilla Lionel Messi, entrenador en el gimnasio Ergo y lo convocaron hace poco del Atlético de Madrid que dirige el Cholo Diego Simeone.

Aunque realiza "abordajes personalizados" para deportistas de alto rendimiento, no da entrenamientos individuales porque prefiere el trabajo en grupo. En los espacios en que trabaja hay muchas pelotas, TRX, bandas, superficies inclinadas, barras y los profesores siguen al detalle el movimiento de cada uno. Sus rutinas son recomendadas para acompañar tratamientos de obesidad, hipertensión, fibromialgias o diabetes.

A Di Santo le preocupa que en la Argentina la carrera de Educación Física esté orientada básicamente hacia el dictado escolar que apunta a lo lúdico y no ofrezca herramientas para intervenciones fuera de la escuela. "Necesitamos engrandecer la carrera con cambios curriculares y con normas. Las prácticas motoras son un pilar para la salud. No podemos acusar de incompetentes a quienes dan clases sin tener la formación necesaria. Mejor es hablar de falta de seriedad", apunta.

Después de recibirse de Profesor en Educación Física, Di Santo se especializó en neurociencias y estudió Filosofía.
Después de recibirse de Profesor en Educación Física, Di Santo se especializó en neurociencias y estudió Filosofía. Crédito: Gentileza Mario Di Santo

A su criterio, Brasil es un modelo por seguir: 700 instituciones tienen licenciaturas en el área y el título (que incluye especialidades) es exigido para trabajar ya sea en un gimnasio o para ser DT de fútbol (sólo los extranjeros están exentos de presentarlo).

"No hay que perder de vista que somos un socio natural de la medicina, tenemos que estar capacitados para ejercer ese rol -comenta-. Hay que resolver el caos en que nos estamos moviendo y eso incluye los suplementos que deben ser recetados por médicos, con asesoramiento nutricional. Tenemos que mejorar todo el modelo".

Subraya la proliferación de los grupos de running y entrenamiento en parques y plazas ("lo que no está mal para combatir el sedentarismo y que la gente vuelva a motivarse con el entrenamiento"), pero el punto es que "no hay control alguno sobre los aspectos legales y sanitarios elementales", remarca.

Mal entrenados, lesionados

Di Santo atiende no sólo a deportistas en carrera, sino a muchos que ya no compiten a nivel profesional pero que quieren resolver problemas que arrastran hace años. Explica que la sobrecarga de entrenamiento y las prácticas afuncionales terminan provocando lesiones. "Es clave entrenar bien cuidados, con compensaciones", señala y advierte que cada vez es una práctica menos aplicada la de "apurar" una recuperación con infiltraciones.

"Los deportistas de elite valen tanto que sus clubes no se pueden dar el lujo de apelar a esos paliativos -describe-. Donde la readaptación se aplica sistemáticamente las estadísticas muestran la reducción de lesiones y un mejor rendimiento".

Superficies inestables, pelotas y TRX, algunas de las herramientas que emplea Di Santo en sus clases.
Superficies inestables, pelotas y TRX, algunas de las herramientas que emplea Di Santo en sus clases. Crédito: Gentileza Mario Di Santo

En River, por ejemplo, la tarea está a cargo de Sandra Rossi, médica especialista en neurociencias. Se sumó a la institución en 2014, después de que Marcelo Gallardo conociera su laboratorio en el Cenard, donde trabajó con atletas de diferentes disciplinas. Di Santo destaca ese caso y el de Talleres, como los "sistemáticos" aunque hay otras instituciones con "estímulos aislados" que no alcanzan para lograr los mismos resultados.

Además de las correcciones biomotoras, la aplicación de las neurociencias en el deporte permiten mejorar otras habilidades que redundan en un mejor rendimiento. Di Santo insiste en que no reemplazan el rol del equipo médico, sino que lo complementan.

"A quienes no son deportistas, podemos enseñarles cómo autogestionar su cuerpo porque, en general, somos analfabetos posturales y motores. Los problemas de columna son los más comunes por esa razón; atravesamos el boom de los métodos enlatados pero hay que saber cómo elegir y aprender herramientas para autoentrenarse", señala.

Di Santo, en el estadio del Santos Laguna, de México
Di Santo, en el estadio del Santos Laguna, de México Crédito: Gentileza Mario Di Santo

Grafica qué sería lo correcto: "Nuestro cuerpo es como un rastrojero, primero hay que hacerle alineado y balanceado, después cargar los melones y salir a repartirlos. Somos igual, primero necesitamos estabilizarnos, ganar fuerza y después andar. La mayoría de las veces la serie es a la inversa y se generan problemas".

La profesionalización

"Tenemos la edad de nuestra columna -sostiene- y envejece mucho por la inactividad, por la mala ergonomía laboral y por las malas intervenciones".

Las lesiones, por supuesto, son comunes a todas las prácticas deportivas, pero tienen una preeminencia particular por disciplina. En el fútbol las más frecuentes son las de ligamentos e isquiotibiales; en natación, los problemas de hombros; en los corredores, caderas y rodillas. En las bailarinas -otro grupo de fuerte presencia en los espacios de Di Santo-, los inconvenientes de columnas, de tobillos y de rodillas.

Di Santo dicta conferencias en diferentes países.
Di Santo dicta conferencias en diferentes países. Crédito: Gentileza Mario Di Santo

Di Santo estudió también Filosofía, convencido de que le aportó "más y mejor capacidad de razonamiento; capacidad de filtrar información, mejorar las habilidades cognitivas y tener una mirada holística" de lo que hace.

En el Barsa Innovation Hub (área de capacitación del Barcelona) dicta, junto a otros profesionales como Frances Cos, exentrenador del club, el certificado en Neurociencia y Entrenamiento Deportivo, que apunta al estudio del movimiento humano desde una perspectiva neuromecánica. Apunta a formar deportistas con mayor conciencia motriz y mejores capacidades de toma de decisión.

Para diseñar planes "de superación" para el Atlético de Madrid, lo contactó el uruguayo Oscar Ortega, preparador físico del club, quien trabaja desde 2006 con Diego Simeone. Juntos estuvieron en Racing de Avellaneda, San Lorenzo, Estudiantes de la Plata, River Plate, Catania y, ahora, el Atlético.

"En el mundo hay más apertura a hacer consultas, a convocar a otros especialistas para que aporten a un equipo de trabajo -repasa Di Santo-. Se combate el hermetismo y se propicia el intercambio". En esa línea explica que lo llamen desde muchos lugares del mundo, a veces para una conferencia y en otras para sumarse más sistemáticamente a una tarea.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.