El gesto más tierno: un niño portugués consoló a un hincha francés