El insólito cierre en la eliminación de los Spurs y la indicación de Popovich no advertida

Fuente: AP
(0)
28 de abril de 2019  • 17:25

Quizá el final de la temporada para San Antonio Spurs terminó con el resultado más lógico. El andar irregular de la franquicia que es la casa de Manu Ginóbili permite comprender que la eliminación a manos de Denver Nuggets , la sexta en primera ronda en 22 playoffs consecutivos, le permite comenzar con una reconstrucción. Aunque lo significativo del séptimo juego fue el final del partido, ya que los Spurs perdían por 4 puntos y con 30 segundos por jugar y Denver con el balón, la orden de Popovich fue cortar la acción con una falta, obligar a su rival a tirar tiros libres, para tener una última pelota y así poder lanzar de tres puntos. Ninguno de sus jugadores advirtió esa indicación...

El insólito cierre en la eliminación de los Spurs - Fuente: Twitter

00:13
Video

En el centro de la escena quedó LaMarcus Aldridge porque fue quien no respondió a las órdenes de Pop y su asistente Ettore Messina, ya que le reclamaron que se fuera encina de Nikola Jokic para mandarlo a la línea de libres. "Obviamente, no escuchó a nadie porque no hizo falta", comentó el técnico de los Spurs en la conferencia de prensa. El tono y el gesto de Popovich no permitía advertir demasiado buen humor.

Es la primera vez que el equipo de Pop cae dos temporadas seguidas en la primera ronda, pero lo más inquietante del momento es comprender qué sucedió para que nadie pudiese advertir una indicación tan clara del entrenador. Es cierto que en muchos partidos Popovich decidió que su equipo no corte con una falta aún cuando esa determinación le hubiera permitido ganar un partido.

El caso más recordado es cuando perdió un título por no dar la orden de cometer una infracción en la final ante Miami en el sexto juego de 2013. En aquella oportunidad, ganaba por tres puntos y si cortaba con infracción, su rival no podía alcanzarlo lanzando dos tiros libres, pero permitió el tiro de tres puntos que decretó una prórroga y una posterior derrota.

El nuevo equipo seguro comenzará a conformarse en los próximos meses y los Spurs contarán con 15 millones de dólares de espacio salarial -límite que se recortaría sustancialmente si renuevan a Rudy Gay por un valor a su contrato actual de 10 millones-, los texanos deberán ser cuidadosos en su diseño. Sí gozarán de dos selecciones de primera rueda en el próximo Draft, el pick propio y el que recibieron en el traspaso de Kawhi Leonard desde Toronto. El retorno de Dejounte Murray, quien estuvo ausente durante toda la temporada por una lesión, será un activo fundamental en la estructura de un Popovich que ahora afrontará el desafío de dirigir al Team USA en el Mundial de China.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.