Fórmula 1: un piloto estrella de simracing, la sorpresa de Red Bull

El brasileño Igor Fraga, piloto de Red Bull
El brasileño Igor Fraga, piloto de Red Bull
Alberto Cantore
(0)
26 de marzo de 2020  • 09:00

La pandemia mundial de Covid-19 arrasa con el calendario de la Fórmula 1 , que canceló definitivamente el Gran Premio de Mónaco y tiene aplazada otras siete fechas. Sin actividad en la pista ni en las fábricas, las que adelantaron las vacaciones, las negociaciones entre la Federación Internacional del Automóvil , la F.1 y los promotores con el objetivo de reordenar la temporada 2020 son el eje de la actualidad.

El 21 de marzo pasado, en Bahréin, la Fórmula 3 , junto a la F.2 son las categorías soportes que acompañan los desplazamientos del Gran Circo , debió tener el estreno anual de un recorrido que finalizaría en septiembre, con el GP de Rusia. La F.1 utilizó la cita para ensayar una competencia virtual sobre el circuito de Sakhir, de la que participaron los pilotos Lando Norris ( McLaren ) y Nicolás Latifi ( Williams ), y otros exF.1 como Nico Hulkenberg y Esteban Gutiérrez ; el vencedor fue el chino Guanyu Zhou ( Renault ), con Stoffel Vandoorne ( Mercedes ) y Phillip Eng ( Red Bull Racing ), completando el podio.

En los últimos años, las escuderías de F.1 abrieron sus puertas a jóvenes pilotos de simracing , aunque ninguna llegó tan lejos como Red Bull Racing. El equipo de Milton Keynes contrató a Igor Fraga , reconocido por sus éxitos en los eSports , y le ofreció una butaca en la F.3, donde integrará la escuadra de origen checo Charouz Racing System; tendrá de compañeros a David Schumacher, hijo de Ralf y sobrino de Michael, y al finlandés Niko Kari. Un paso histórico, una jugada de riesgo, como las que saben ejecutar con aquellos talentos que se suman al Red Bull Junior Team, la escuela que lidera Helmut Marko , que descubrió al tetracampeón Sebastian Vettel -ahora en Ferrari -, el español Carlos Sainz (McLaren), Pierre Gasly y Daniil Kvyat -ambos de Alpha Tauri , la subsidiaria de RBR- y a los pilotos oficiales de RBR, Max Verstappen y Alexander Albon . La academia resulta ser también una verdadera trituradora de sueños: en la aventura desafecta nombres a los que más tarde a veces reincorpora o son los propios pilotos quienes desisten y buscan nuevos horizontes, como sucedió con Sainz.

Fraga, de 21 años, nació en Kanazawa, Japón, aunque su ascendencia es brasileña. De pequeño participó en los campeonatos de karting -con 10 años se consagró campeón del Asian Karting Open Championship- y una vez instalado en Brasil trepó peldaños en la Fórmula V -mecánica Volkswagen- y la F.1600; saltó a la U.S. F2000 de los Estados Unidos y luego hizo escala en Europa, donde fue integrante del equipo Prema en el campeonato Regional de Fórmula. En febrero de este año se coronó en la Toyota Racing Series, de Nueva Zelanda; fue el último paso antes de ser anunciado como parte del Red Bull Junior Team.

Un recorrido en el deporte motor sin sobresaltos, con picos de éxitos, aunque el dato llamativo que lo catapulta a la academia RBR es la destreza en los eSports. Ganador de la Copa de las Naciones de las Finales Mundiales de Gran Turismo Sport 2018 y parte del equipo que se alzó, con Toyota, la Serie de Fabricante de las Finales Mundiales 2019, el año pasado, antes del evento coronación en Mónaco, Fraga asesoró al séxtuple campeón de la F.1, Lewis Hamilton , en una exhibición Pro-Am.

Con su escalada, el brasileño derriba en parte el dique económico que separa a los jóvenes talentos de las categorías teloneras de la F.1. "Este es un puente entre dos mundos que pocas personas creían que fuera viable. Afortunadamente, ahora la gente piensa de manera diferente. Creo que mi carrera es una prueba de eso. Voy a debutar en la élite de la Fórmula 3 y, más que eso, soy apoyado por uno de los principales proyectos para los jóvenes con potencial de llegar a la F.1. No es poca cosa y estoy muy agradecido", señaló Fraga, después de reunirse con Marko, en Austria, donde se acordó la incorporación.

McLaren, escudería pionera

Las simracing entraron con rapidez en el radar de McLaren, que observó en los eSports un mecanismo para atraer jóvenes talentos. En enero de 2019, la escudería de Woking organizó un torneo en su sede y el ganador fue. Fraga. "Espero seguir en las pistas, el automovilismo es un deporte muy caro y provengo de una familia humilde. Esta es una de las razones por las que participé del McLaren Shadow Proyect", le dijo a Motorsport.com; las finales se disputaron en el circuito de Sebring, en Florida, Estados Unidos, pero además de las carreras virtuales, el joven debió superar a sus oponentes en test físicos y psicológicos, trabajos cognitivos, de simulador y en tareas en la pista con un McLaren 570 GT4. El título le permitía al brasileño unirse al programa de desarrollo eSports del equipo y trabajar con el team de F.1.

"Nuestros chicos son más atletas que los deportistas de otros deportes electrónicos. Los equipos de eSports tienen nutricionistas, psicólogos., pero creo que los simuladores de conducción son diferentes", señala Ben Payne, director deportivo de eSports de McLaren, una estructura que entre sus pilotos de F.1 tiene a dos fanáticos de los juegos, como Lando Norris y Carlos Sainz. "Me encanta manejar en el simulador y disputar carreras. Se puede aprender no solo de los pilotos de la vida real, sino de otros gamers que saben mucho e incluso cómo configurar un auto. Aprendes cómo afectan las diferentes combinaciones de alturas, presión de neumáticos, alas. La gente a veces no sabe de esos detalles", confesó Norris, que seguramente participe el 5 de abril de la carrera virtual en el desconocido circuito de Hanoi, en Vietnam, la que debía ser la próxima parada de la F.1.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.