El show de la pelota parada: Estudiantes goleó a Aldosivi 4 a 1 en Mar del Plata

  • 1
Aldosivi

Aldosivi

  • Jonathan Galván
  • 4
Estudiantes La Plata

Estudiantes La Plata

  • Sebastián Dubarbier /
  • Matías Aguirregaray /
  • Matías Aguirregaray /
  • Juan Bautista Cascini
El equipo de La Plata aprovechó los tiros de esquina y tiros libre para sacar diferencia; Aguirregaray -2-. Dubarbier y Cascini, los goles
Darío Palavecino
(0)
7 de abril de 2017  • 19:00

Estudiantes festejó en Mar del Plata
Estudiantes festejó en Mar del Plata

MAR DEL PLATA.- Pasan los años y la receta sigue dando buenos resultados. Al laboratorio de la pelota parada, ese mismo que escribió historias cargadas de gloria, también apela este Estudiantes laborioso, que cuida algunas figuras para atender el exigente frente de la Copa Libertadores y suma de a tres puertas adentro, para no perder pisada al lote de punteros. Y ponerse ahora a 3 puntos del líder, Boca.

Dos tiros libres cruzados al medio del área, calcados y de esos que siempre lastiman, una espectacular chilena a la salida de un córner y un cabezazo le alcanzaron para superar 4 a 1 a un Aldosivi tibio, por momentos displicente y con errores groseros que a mediano o largo plazo le pueden costar carísimo en esa batalla permanente que le toca afrontar para conservar la categoría.

El equipo alternativo que trajo Nelson Vivas, con el valor agregado que significa la confianza a juveniles que cumplieron ante la oportunidad, encontró la ventaja sin demasiado esfuerzo. Desde más de 30 metros, tras una falta de Sosa, Dubarbier lanzó un centro que cayó en el área chica; tras un pique apareció un tardío manotazo salvador de Campodónico, que dejó el balón en los pies de Aguirregaray para que convirtiera con un disparo seco, bajo y fuerte.

El 3-4-3 al que Franco se aferra con la mira siempre puesta en el arco de enfrente es más ambicioso y ofensivo en el dibujo que efectivo en el campo contrario. A su equipo le cuesta mucho pisar el área rival y sólo el empuje de Bandiera generó problemas en una defensa en la que Schunke, sin grandes complicaciones, se consolidó como figura.

Pero aún así llegó el empate, también de pelota parada. Un penal tras mano de Dubarbier fue la oportunidad que aprovechó Galván. Remató esquinado, lejos del alcance del arquero Andújar.

Desde allí se vio lo mejor del local. El empuje de Galván y el despliegue de Navarro y Castro en el mediocampo le permitieron dominar el juego, aunque sin generar riesgo. Un déficit de larga data en este equipo, aún con algunos buenos resultados que le posibilitaron sumar de local.

El partido se terminó con otro tiro libre de Dubarbier, idéntico al del primer gol. Esta vez nadie tocó el balón. Un amague de Schunke alcanzó para sumar más dudas a Campodónico, que esta vez no pudo más que acompañar el balón al fondo de la red.

Y ya no hubo margen de reacción para Aldosivi. Vivas apeló a la experiencia de Solari para respaldar el trajín de Ascasíbar, fortalecer el medio y mantener la diferencia. Una apuesta que salió mucho mejor de lo que esperaba. Porque apenas superado el cuarto de hora aumentaba la ventaja, esta vez con una chilena de Aguirregaray, en su noche soñada. Y sumaría uno más antes de la media hora final con un cabezazo del juvenil Cascini, solo y cómodo tras un córner. Jugada con pelota parada y gol se llevan de maravillas con Estudiantes. Sin importar el paso de los años.ß

El gol de Aguirregaray

El gol del chilena de Aguirregaray

El empate de Galván

El gol de Dubarbier

El tanto de Juan Bautista Cascini

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.