Cuatro etapas, control de proteínas, alimentos naturales y jugo de remolacha: cómo es la dieta de Arthur Melo en Barcelona

Fuente: Archivo - Crédito: REUTERS/Sergio Perez
(0)
19 de mayo de 2020  • 10:39

Desde este siglo, las redes sociales dieron la chance de conocer mucho más acerca de los deportistas más allá de los campos de juego. El fútbol siempre es terreno fértil para descubrir el lado B de los jugadores, y más ahora, en tiempos de inactividad todavía para la mayoría . Pero además, la búsqueda por cada vez más profesionalismo lleva a los futbolistas a sacar el máximo provecho de sus capacidades deportivas.

El diario Marca dio a conocer el plan personalizado que se le hace al brasileño Arthur Melo en Barcelona, más allá del seguimiento de la entidad catalana . Se trata de u na estrategia nutricional de Rafael Barleze, que le indica todas las pautas en su alimentación diaria. Básicamente le confecciona las dietas, los alimentos a consumir y a evitar, además de los suplementos nutricionales necesarios en cualquier deportista.

Fuente: Archivo - Crédito: REUTERS/Susana Vera

Según cuenta Marca , la base de la alimentación de Arthur son los alimentos naturales . Y eso significa evitar los procesados, las grasas industrializadas y el azúcar como fuente de energía. De esta manera, se consigue mejorar su flexibilidad metabólica. El control de las proteínas también es clave y se mueve en un margen de 1,8 y 2,2 gramos por kilo dividido cada día. Este "plan científico" que sigue el futbolista pretende contar con una base física de calidad, cuidando todos los detalles para ir mejorando su condición atlética en cada una de las sesiones de entrenamiento.

Dentro de su plan nutricional, según el informe en Marca de Luis F. Rojo, Arthur tiene cuatro etapas o periodos de alimentación dependiendo del momento de la temporada. El primer paso se sitúa antes de un partido y corresponde a las 36 horas previas a su disputa. Es una alimentación de recarga, con comida que le permita tener una base de glucógeno muscular, con un mayor número de hidratos de carbono naturales, óptimos a nivel nutricional, con muchas vitaminas y minerales. I ncluye además jugos de naranja y uvas, por ejemplo, para ampliar su capacidad energética.

Fuente: Archivo - Crédito: REUTERS/David W Cerny

El siguiente período se centra exclusivamente en el día de partido. Aquí el futbolista necesita estar en plenitud para afrontar el encuentro en las mejores condiciones. Consume proteínas magras, como pescado o pollo con bajo nivel de grasas, y buenos carbohidratos de rápida digestión, menos fibrosos. El objetivo es que se sienta bien y esos alimentos no le creen problemas en el campo.

Después del partido empieza una nueva fase en la que lo primordial es reparar la masa muscular tras un enorme esfuerzo físico, reducir la inflamación y rehidratar el cuerpo. Para conseguirlo, consume Omega 3, grasas buenas y antioxidantes como jugos de cerezas; también papas, que le proporcionan carbohidratos naturales. Este período se alarga 48 horas después de un partido.

Ver esta publicación en Instagram

Agora, mais do que nunca, somos um time. #playinside #playfortheworld

Una publicación compartida por Arthur Melo (@arthurhmelo) el

El cuarto período se denomina "proceso de adaptación": tiene lugar en los días de preparación distantes a un partido. Su menú es bajo en carbohidratos y para equiparar las calorías utiliza grasas naturales de calidad. Al mismo tiempo, consume muchas proteínas. El objetivo es ampliar su capacidad atlética. Este plan, sin embargo, se ha visto alterado por la pandemia del coronavirus que tuvo a los jugadores dos meses encerrados en sus casas. Un tiempo en el que no se disputaron partidos, por lo que no se pudieron seguir estas fases antes reseñadas.

Para estos días, Arthur tuvo un plan especial con desayunos compuestos por huevos y frutas; un almuerzo en el que predominan las ensaladas, el pollo, arroz, tempuras y jugos de remolacha; la merienda es a base de frutos secos, fruta y yogur, y para la cena salmón, papas, ensalada y jugos de cereza. Además de este plan alimenticio, el futbolista sigue un programa físico personalizado con preparador físico y fisioterapeuta propio. Lo hace desde el comienzo de temporada. Su objetivo es la mejor preparación para triunfar en el Barcelona. Todo, en medio de los rumores que lo dejarían fuera del club por el interés de Juventus, según informó La Gazzetta dello Sport.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.