Asamblea virtual de la AFA: Tapia fue elegido presidente hasta 2025 por aclamación y el adiós a la Superliga

Por aclamación (y no por votación secreta), Claudio Tapia fue reelegido como presidente de la AFA hasta 2025. La Asamblea Extraordinaria se realizó en forma virtual con la presencia de los 43 delegados habilitados.
Por aclamación (y no por votación secreta), Claudio Tapia fue reelegido como presidente de la AFA hasta 2025. La Asamblea Extraordinaria se realizó en forma virtual con la presencia de los 43 delegados habilitados. Crédito: AFA
Alejandro Casar González
(0)
19 de mayo de 2020  • 18:29

En tiempos de pandemia, la Asamblea Extraordinaria se hizo este martes de un modo original: mediante una videoconferencia . Así, con cámara y micrófonos caseros, la reunión cumplió con los dos objetivos previstos : reelegir a Claudio Tapia como presidente hasta 2025 y disolver la Superliga. El torneo de Primera División, , que había salido de la órbita de la AFA en febrero de 2017, regresa a sus fuentes. Desde ahora, su organización correrá por cuenta de la flamante Liga Profesional de Fútbol (LPF).

El orden del día de la reunión constaba de ocho puntos, pero sólo hubo votación en siete de ellos. Para emitir su sufragio, los 43 asambleístas (hubo asistencia perfecta, aunque a un asambleísta de la Primera D se le caía internet en forma sistemática) usaron la tablet que les había dado la AFA. En todas, Tapia consiguió una abrumadora mayoría. Sin embargo, cuando llegó el turno del punto 7, que correspondía a la elección de autoridades, no fue necesario usar el dispositivo electrónico. Carlos Montaña, de Independiente, propuso que la votación fuera "por aclamación", por lo que en lugar de utilizar sus tablets, los asambleístas abrieron su micrófono y aplaudieron a Tapia y el nuevo comité ejecutivo, que tiene a cuatro clubes grandes (River, Boca, San Lorenzo e Independiente) en las vicepresidencias y a Racing (Víctor Blanco) en la secretaría general.

Los delegados de la Asamblea de la AFA que votaron por aclamación su reelección hasta 2025, además de la disolución de la Superliga y su transformación en Liga Profesional de Fútbol, bajo el paraguas de la AFA.
Los delegados de la Asamblea de la AFA que votaron por aclamación su reelección hasta 2025, además de la disolución de la Superliga y su transformación en Liga Profesional de Fútbol, bajo el paraguas de la AFA. Crédito: AFA

"Para engrandecer al fútbol argentino necesitamos dejar nuestras camisetas de lado. El fútbol argentino necesita que todos tengamos una sola camiseta", machacó Tapia en su discurso de agradecimientos virtual, tres años después de haber asumido el cargo en el que estará otros cinco, con posibilidad de ser reelecto nuevamente entonces."En estos primeros tres años nos ha tocado realizar una tarea muy difícil. Nos ha tocado reconstruir la AFA. Todos sabíamos muy bien de dónde veníamos y en qué condiciones la encontrábamos", siguió.

Antes, dos dirigentes del riñón de Tapia como Maximiliano Levy (presidente de Almirante Brown y de la mesa directiva de la B Metropolitana) y Diego Turnes (vicepresidente de Barracas Central, el club del presidente de la AFA) mocionaron la modificación en los estatutos que provoca el final de la Superliga. No fue necesario inspeccionar cada una de las 42 páginas con los cambios a la carta magna de la AFA: los asambleístas votaron en general. Hubo 41 muestras de apoyo, un voto en blanco y un desconectado. La Superliga Argentina de Fútbol, entonces, vivió 1180 días: había sido creada el 24 de febrero de 2017, con otro clima político. Otro fútbol.

La transmisión oficial de la Asamblea

La flamante Liga Profesional de Fútbol, que la reemplazará, quedará al cobijo de la AFA, por lo que Claudio Tapia logró su propósito: agrandar el poder que ejerce en el fútbol argentino. El comité ejecutivo de la AFA será, en los hechos, el máximo órgano de gobierno. Sumadas, las cajas de la primera división y de la AFA superan los $10 mil millones anuales. Un escalón por debajo de Tapia estará Marcelo Tinelli, máxima autoridad (en los papeles, presidente ejecutivo) de la nueva Liga. El organigrama de la entidad que reemplazará a la Superliga tiene a los otros cuatro clubes grandes en el flamante consejo directivo: Jorge Amor Ameal (Boca), Rodolfo D'Onofrio (River), Hugo Moyano (Independiente) y Víctor Blanco (Racing). Cristian Malaspina (Argentinos Juniors), Hernán Arboleya (Lanús) y Mario Leito (Atlético Tucumán) ocuparán cada uno una vicepresidencia. Además, Eduardo Spinosa, ex presidente de Banfield, será director general, un cargo ad-honórem dedicado a la coordinación y el desarrollo de la nueva liga.

Tinelli, desde ahora, encabeza una alianza con Tapia en los altos estrados del fútbol argentino
Tinelli, desde ahora, encabeza una alianza con Tapia en los altos estrados del fútbol argentino Crédito: Twitter

La Liga Profesional mantendrá los mismos derechos y obligaciones que tenía con el nombre de Superliga, sólo que ya no habrá doble comando. Para suscribir cualquier contrato o hacer alguna erogación importante, Tinelli, presidente de la liga, precisará del aval de Tapia o del comité ejecutivo de la AFA. La LPF carece de la figura jurídica que tenía la Superliga, que era una asociación civil. De todas formas, mantendrá su independencia edilicia (seguirá en las oficinas de Puerto Madero) y su capacidad para organizar el torneo de primera división y comercializarlo. También quedará en sus manos el control económico-financiero de los clubes que la integran.

En concreto, las modificaciones en el estatuto hacen que desaparezca la Superliga y que, además, no exista más el cargo de secretario ejecutivo de la Presidencia, que hasta hoy ocupaba Pablo Toviggino (mano derecha de Claudio Tapia, que desde ahora será el responsable de la caja, desde la tesorería). Ahora, la coordinación política y administrativa de la AFA estará desde en manos de la secretaría general, a cargo de Víctor Blanco (Racing) y Nicolás Russo (Lanús).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.