Barcelona se olvidó de la Masía: el club catalán presentó un equipo sin jugadores de sus inferiores

Yerry Mina, Semedo, Dembélé, Messi (entró en el segundo tiempo) y Paulinho felicitan a Paco Alcácer, autor del segundo gol contra Celta
Yerry Mina, Semedo, Dembélé, Messi (entró en el segundo tiempo) y Paulinho felicitan a Paco Alcácer, autor del segundo gol contra Celta Fuente: AP
Juan I. Irigoyen
(0)
17 de abril de 2018  • 19:56

BARCELONA. - En la vida del Barcelona hubo un antes y un después de Johan Cruyff. Como jugador, sobre todo como entrenador, el holandés revolucionó al cuadro catalán. Inspirado en el modelo Ajax, el mentor del Dream Team, sentó las bases del fútbol base azulgrana. La idea de Cruyff tocó el cielo en 2010, cuando Lionel Messi , Andrés Iniesta y Xavi Hernández, curtidos en las inferiores del Barcelona, coparon el podio del Balón de Oro. "¿El mejor equipo de la historia?", le cuestionaron a Cruyff en 2011. "Cada época tiene un equipo que destaca: el Milan de Sacchi, el Ajax de los 70, el Dream Team", resolvió. "Pero", añadió Cruyff; "lo curioso es que en estos casos siempre había seis o siete jugadores de la cantera. Por eso me sorprende que los clubes sigan fichando tanto. Los mejores equipos de los últimos 40 años tenían una buena base de jugadores formados en su fútbol base".

Un día el Barcelona se animó a redoblar el sueño de Cruyff. En 2012, con Tito Vilanova al mando, el cuadro azulgrana formó con 11 jugadores de las inferiores. Entonces, ante el Levante, salieron a la cancha: Víctor Valdés, Montoya, Piqué, Puyol, Jordi Alba, Xavi Hernández, Busquets, Cesc Fàbregas; Pedro, Messi e Iniesta. Fue obra cumbre de la Masia. En aquella temporada, el 60% del plantel azulgrana había pasado la Ciudad Deportiva Joan Gamper. "Lo de hoy es de un orgullo máximo. Estará mucha gente orgullosa del fútbol base", subrayó, tras aquel histórico día, Xavi. "Es un orgullo para todo culé porque se hacen muy bien las cosas. Nosotros más que fichar, buscamos en casa", se sumaba Piqué. Y remataba Busquets: "Es la filosofía del club, están saliendo jugadores muy buenos de la cantera, están aquí; ¡qué menos que jugar con los de la casa!".

Guardiola, por entonces ya fuera del Barcelona, explicaba el secreto del éxito: "La diferencia de la cantera del Barcelona con la de los otros equipos, es que nosotros sí que les ponemos a jugar". En la campaña 2013-2014, con el Tata Martino al mando en el Camp Nou, el número de canteranos en el plantel tocó el 68%. La cifra más alta.

Sin embargo, lo que parecía ser la receta para contrarrestar a las grandes potencias económicas del fútbol pasó al olvido. Hoy, el Barça mira más su billetera que su fútbol base. El club invirtió cerca de 500 millones de euros en los últimos tres años. El Madrid, por ejemplo, invirtió 155 millones en el mismo periodo. Y también más que otros gigantes de Europa como la Juve (490) y el Bayern (275). Lejos, en cualquier caso, de los nuevos ricos del PSG y del City. El cuadro francés gastó 672 mientras que el inglés, 742.

Más pendiente del mercado que de la Masia, el plantel del Barcelona hoy cuenta con un 27 por ciento de jugadores formados en el fútbol base. Son seis, todos mayores de 25 años: Iniesta (33), Piqué (31), Messi (30), Jordi Alba (29), Busquets (29) y Sergi Roberto (26). Y este martes en el empate 2-2 ante el Celta, el día más temido por los fundamentalistas de la Masia llegó. Valverde dibujó en Vigo un plantel sin ningún futbolista curtido en la Ciudad Deportiva. "Me parece una situación puntual. Lo normal es que siempre haya jugadores formados en la Masia", se justificó el técnico.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.