Boca mantiene la vidriera más cotizada del fútbol argentino: los millones que movió en el mercado de pases

Crédito: Gustavo Ortiz/JamMedia
Patricio Insua
(0)
31 de enero de 2019  • 23:59

El perfil de equipo se trazó mucho más por lo que producía en ataque que a partir del modo en que se resguardaba. Boca se caracterizó en las temporadas del bicampeonato y la final de la Copa Libertadores por las variantes y los recursos ofensivos de los que disponía. Darío Benedetto, Cristian Pavón, Ramón Ábila, Carlos Tevez, Sebastián Villa, Edwin Cardona y Mauro Zárate garantizaban goles y recambio. Sin embargo, en este mercado de pases el club de la Ribera embolsó más de 40.000.000 de euros por tres jugadores vinculados a la defensa: Lisandro Magallán , Leonardo Balerdi y Wilmar Barrios .

A comienzos de 2018 el Ajax se había fijado en Magallán, pero el interés no superó ese umbral por la negativa de los Barros Schelotto a dejarlo ir. Poco menos de un año más tarde el conjunto holandés volvió a la carga y se quedó con su ficha a cambio de 9.000.000 de euros, de los cuales 1.800.000 fueron para Gimnasia, que retenía un 20 por ciento del pase. Boca lo había comprado al Lobo en menos de un millón y medio de dólares.

El equipo que salió a la cancha para la definición en el estadio Santiago Bernabéu en diciembre del año pasado no tuvo jugadores formados en el club. Promover juveniles desde sus divisiones inferiores al plantel profesional y consolidarlos es un déficit marcado en Boca. Pero el negocio más grande en este mercado de pases lo hizo con la venta de Nicolás Balerdi, quien se encuentra en Chile con el seleccionado Sub 20 que disputa el Sudamericano. El puntano de Villa Mercedes que cumplió 20 años la semana pasada fue transferido al Borussia Dortmund por 16.000.000 de euros. Apenas había juagado cinco partidos en la Superliga y en una ocasión había estado en el banco por la Copa Libertadores. Balerdi se convirtió en el único sudamericano del líder de la Bundesliga y Boca recibirá el 10 por ciento de una futura venta si esta se concretase en una cifra superior a la de esta transferencia.

Crédito: Prensa Dortmund

El ciclo de Gustavo Alfaro ya no tendrá a Wilmar Barrios, que continuará su carrera en el Zenit. Rusia se convirtió en el destino a partir de los cerca de 15 millones de euros que abonarán por el 90 por ciento del pase. Aunque poco tiempo atrás Daniel Angelici, presidente del club, había asegurado que se trataba de un futbolista intransferible por debajo de la cláusula de recisión establecida en 23.000.000 millones de euros, el colombiano salió por una cifra inferior. Y en su partida dejó un mensaje: "Se han dicho muchas cosas de mí, di la ventaja a aquellas personas que esperaban que tuvieran un paso en falso para cuestionarme. Hice las cosas de la mejor manera en Boca, con mucho entusiasmo. Uno o dos partidos que no salieron como uno quería no van a borrar lo que venía haciendo desde hace dos años y medio. Podría haber dado más; hice la pretemporada pensado en que si aparecía algo conveniente para el club se hacía y si no estaba con la cabeza preparada para estos seis meses que se venían". Desde el debut con la camiseta azul y oro, el 29 de octubre de 2016 ante Temperley, hasta el empate con Newell´s, el colombiano jugó 67 encuentros en los que se convirtió en un jugador sin reemplazo para el triángulo que formaba con los zagueros centrales. Clave en los relevos y la recuperación, los hinchas lo ubicaron entre sus preferidos desde el primer partido.

En este verano Boca conoció además el interés desde distintos lugares del mundo por Benedetto, Pavón, Agustín Almedra y Nahitan Nández. Lo del uruguayo fue lo más concreto. Angelici había asegurado que existía una oferta formal del Cagliari, aunque la operación no se realizó por la forma que pago que pretendía el club italiano y los avales que exigía Boca.

Crédito: Prensa Ajax

En los últimos 20 años, el Xeneize concretó varias ventas millonarias. Tiene en su plantel a uno de los jugadores más caros de la historia del fútbol argentino: a los 20 años Fernando Gago había sido vendido al Real Madrid por 27 millones de dólares. Más tarde transfirió a Ever Banega al Valencia en 26 millones y antes Carlos Tevez había pasado al Corinthians por 20 millones (luego volvió a venderlo al fútbol chino en 11 millones). En 1999, Walter Samuel había pasado a la Roma en 19.000.000 de dólares; en 2002, Juan Román Riquelme al Barcelona en 13.000.000 y en 2010, Nicolás Gaitán al Benfica en 11.000.000.

Desde que Daniel Angelici asumió la presidencia de Boca a finales de 2011, Boca incorporó a más de 60 futbolistas por alrededor de 85.000.000 de dólares. Pero el saldo de la gestión resulta positivo, ya que para superar ese monto alcanza solo con contemplar las tres ventas de este mercado y las de Rodrigo Bentancur, Facundo Colidio (no llegó a debutar en primera) Jonatahan Calleri, Leandro Paredes y Tevez.

Las operaciones por Magallán, Balerdi y Barrios ratifican el valor agregado de Boca, el status que generó para posicionarse como el club argentino que mejor vende. Con esos ingresos extraordinarios consolida su poderío económico. De todas maneras los dirigentes saben que un balance positivo no genera festejos y el capital mayor se asocia a la gloria deportiva. Por eso este año otra vez la expectativa tiene su punto de partida en marzo, cuando en Bolivia ante Jorge Wilstermann comience otra vez su camino en la Copa Libertadores.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.