Habló Caniggia: el deseo de trabajar con Maradona, la crítica a De Rossi y el mal recuerdo de su relación con Passarella

Crédito: Captura TV
(0)
17 de febrero de 2020  • 11:25

A toda velocidad, como cuando corría en River, la selección argentina o defendiendo la camiseta de los clubes europeos que vistió, Claudio Paul Caniggia brindó una entretenida e interesante entrevista con Canal 26 , en la cual se refirió a la apasionante definición de la Superliga, la experiencia de Daniele De Rossi en Boca, expresó su deseo por trabajar en algún momento junto a Diego Maradona y recordó la tristeza que le produjo quedarse afuera de la final del Mundial Italia 90 y que Daniel Passarella lo marginara de la lista mundialista de Francia 98, entre otros temas.

"No es que Boca está obligado (a ganarle el torneo a River) pero está solo a tres puntos de diferencia. River es un equipo mucho más consolidado, que siempre propone el mismo juego, mientras que Boca es diferente, se está gestando con un técnico nuevo. Pero con tres puntos de diferencia puede pasar cualquier cosa, por más que River sea un equipo que está mejor. Hace dos meses River no estaba en la pelea y ahora es el candidato número uno", aseguró en diálogo con el programa Fútbol Sin Manchas.

La entrevista a Caniggia en Canal 26

Más allá de la actualidad del fútbol argentino, el Hijo del Viento también evaluó el paso de Daniele De Rossi por el fútbol argentino. "Estuvo de vacaciones acá. Es obvio que se retiró en la Roma. Lo de él fue querer jugar un rato en la Argentina. No es fácil jugar en Boca si tenés 36 años. Llegó con problemas físicos, no estaba bien y no se pudo recuperar. Se lesionó y cuando volvió había otro jugador que era mejor y tiene diez años menos. No importa que te llames De Rossi, en Boca no jugás con el nombre".

Y si el que habla es Caniggia, la palabra Maradona no puede faltar. Sobre lo que sucederá el próximo 29 de febrero en la Bombonera, cuando se enfrenten Boca y Gimnasia, su compinche en la selección argentina consideró: "Creo que lo tienen que recibir con ovación. Diego llegó cuando tenía 20 años y lo vendieron a una fortuna. No estoy hablando de dinero, pero significó un símbolo del club y del mundo. No importa la camiseta que vista ahora Diego, para mí fue el mejor futbolista de la historia y creo que debe ser recibido por lo que es. No importa lo que pasó en las elecciones, por lo menos tiene que ser ovacionado. Esta dirigencia por ahí no le va a hacer una fiesta por temas políticos, pero una ovación y alguna cosita más se merece".

Sobre el futuro, Claudio Pol se ilusionó: "Sí, me gustaría trabajar con Diego. Es siempre una posibilidad. No solo con Diego, sino involucrarme y meterme en algo que me guste. Yo nunca dije que no quiero estar como asistente o lo que sea dentro de un cuerpo técnico. Dije que si había algo interesante podría involucrarme y que los demás podrían estar seguros de eso. Diego ya tiene sus ayudantes, falta muy poquito para que termine este campeonato. No hablemos como si yo me estuviera ofreciendo, podría ser una posibilidad, pero a lo mejor en un futuro".

Por último, se refirió con emoción a su paso por la selección argentina, con la que participó de tres Mundiales.

"Lo peor que me pasó en mi carrera fue no haber podido jugar la final del Mundial de Italia por recibir dos amonestaciones. Fue el codo del boludo. Va a quedar con ese título y no está bien, ojo. Es un chiste. No, no quiero que quede así. Esta regla no existe más, con dos amarillas vos podés jugar la final del Mundial. Pero yo lo dije siempre, esto fue una movida de Havelange, que era presidente de la FIFA en ese momento, porque eliminamos a Brasil y al local, que eran los dos candidatos. Había una orden de que al que tenía amarilla había que sacarle la segunda. No es que pegué una patada de atrás, fue una mano que el árbitro podría haber evitado sacarme la amarilla. No tenía la necesidad de sacármela sabiendo que era el único delantero de Argentina. Tuvimos tres jugadores menos en la final, porque también le sacó amarilla a Olarticoechea y expulsó a Giusti. La idea era que Argentina llegara desarmado a la final. Esto lo sabemos todos, yo lo dije siempre. Fue muy difícil no haber estado en esa final. En el vestuario ni festejé el partido con Italia porque ya sabía que me perdía el siguiente. Fue duro asimilar eso cuando volví a la concentración. Los días hasta la final fueron lo peor que me pasó en mi carrera deportiva", explicó.

Acerca de su inesperada y sorpresiva baja de la lista mundialista previa al Mundial Francia 98, Caniggia se refirió a Daniel Passarella, el técnico que lo excluyó. "Ya está lo de Passarella, pero cuando me hacés recordar... me hizo perder un Mundial y no es fácil de asimilar eso. Todavía tengo bronca, de verdad. No puedo decir que no, pero bueno, hay otras cosas. Ya no jugamos más al fútbol, pero tengo mucha bronca por haberme perdido un Mundial en el que estaba para jugarlo. Estaba igual que en el 90 pero con más experiencia. Nunca me dio una explicación. Lo del pelo es ridículo, me pidió una vez que me lo cortara por teléfono. Me dijo que me lo cortara cinco centímetros y me pareció mucho, se lo dije. Quedé en que me lo cortaba un centímetro y medio y lo hice. Después de eso jugué algún partido de Eliminatorias y nunca más. Cuando hubo que dar la lista final, no estaba", manifestó.

Sobre ese asunto, aportó un comentario en broma sobre el descenso que sufrió Passarella como presidente de River, que luego se encargó de aclarar: "No, no es que iba a tener rencor por eso que pasó. ¿De irse a la B? No, no, no... ¡Mentira, ja!. Es un chiste, hablo en serio. Si no, queda como que es verdad y que me alegré. Yo crecí en River, ojo. De los 15 a los 21 mi carrera fue impresionante en un club espectacular. Son dos etapas diferentes, crecí en un club y luego me fui a la contra, es verdad. Pero les dejé dinero y River me dejó aprendizaje, crecí con un equipo ganador y con personalidad. Son dos etapas diferentes de mi carrera y las dos fueron espectaculares. Tengo resentimiento por otras cosas, pero no por esa. Se equivocó feo, pero no me alegré por lo de River".

Caniggia también se refirió a los siguientes temas:

  • Tevez. "Es importante, no sé si para jugar todo el tiempo, pero es un jugador que le ha dado mucho a Boca. Pero si no rendís en un gran equipo, y no hablo de Tevez en particular... él sigue siendo importante pero no sé si los 90 minutos, eso lo dirá el técnico. Es un jugador que puede incidir, aunque obviamente no tiene el arranque o la velocidad en el uno contra uno de antes. Puede tirarse unos metros más atrás y jugar de enganche, como lo hace. Su carrera va a terminar en Boca".
  • Riquelme. "Le va a hacer bien a Boca, ¿por qué no? Es un símbolo del club, sabe mucho de fútbol y está en el lugar donde entiende más".
  • Scaloni. "Tenemos chances de ganar la Copa América, estoy seguro. Scaloni ha hecho un buen trabajo. En su momento dije que le faltaba un poquito de experiencia pero está haciendo un gran trabajo. Hubo muchos cambios en los últimos años, con los técnicos que han ido y venido y a Scaloni hay que darle crédito porque mejoró al equipo".
  • Simeone. "Seguramente en algún momento Simeone decidirá y querrá dirigir la Selección. No es el momento ahora, creo que él piensa que no es su momento. Para mí lo va a ser mucho más adelante. No sé si después de Qatar. No creo que su ciclo en el Atlético esté terminado. No va a pasar más lo de Ferguson o Wenger, no lo veo a Simeone 20 años ahí. A veces hay un desgaste que al final te hace cambiar de equipo, aunque no se sabe".
  • Messi. "No creo que el presente del Barcelona afecte a Messi con la Selección. Pienso que él va a terminar su carrera ahí, no va a venir a la Argentina. A lo mejor los últimos seis meses de su carrera podría ser, pero no lo creo. Va a terminar ahí en el Barcelona, es imposible que se vaya. ¿Para qué se va a ir? Ese es su club, donde jugó siempre".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.