Galatasaray-Real Madrid, Champions League: el alivio para Zidane llegó con una victoria en Turquía

Fuente: AFP
(0)
22 de octubre de 2019  • 18:25

ESTAMBUL - Real Madrid enderezó su rumbo en la Champions League tras imponerse este martes por un solitario 0-1 en su visita al Galatasaray turco en un partido decidido por un gol de Toni Kroos, con mucho protagonismo de Thibaut Courtois, el arquero del equipo 'merengue' y que no despejó las dudas que atenazan al equipo madridista.

El conjunto de Zinédine Zidane se jugaba buena parte de su futuro en su competición predilecta y salió airoso con tres puntos que le hacen terminar la primera vuelta como escolta, con 4 puntos. La primera plaza, en poder del PSG (con 9, puntaje perfecto) ya se antoja difícil y ahora la misión del 13 veces campeón de Europa es la de no darse más sustos.

Real Madrid ganó por escaso margen, que debió ser mayor por la cantidad de ocasiones que, de todos modos, no escondieron otro partido irregular de un equipo que pudo evitar la tensión final y donde Courtois realizó un par de atajadas notables que frenaron a un rival que mostró que tampoco es un prodigio ofensivo.

Un activo Hazard hizo una pared rápida con Benzema y su pase hacia atrás que parecía perdido, halló la precisión alemana de Kroos y el balón, previo toque de un rival, acabó en la red. El 1-0 tranquilizó algo más al Real Madrid. Sin agobiar a su rival, optó por la paciencia, a la espera de que los espacios en la zaga local le generarían nuevas opciones. Sin embargo, la mejor volvió a ser para el Galatasaray, con Belhanda de nuevo libre dentro del área, pero cuyo disparo no fue ni lo suficientemente fuerte ni lo colocado para vulnerar a Courtois.

Para la segunda mitad, Real Madrid jugó con el riesgo de dejarse dominar, aunque las mejores ocasiones fueron suyos. Benzema, tras un gran pase de Kroos, no acertó, estorbado por Luyindula, y a Rodrygo, de menos a más, le faltó más precisión en su pase atrás, a mitad de camino entre el '9' y Sergio Ramos, tras un buen desborde.

Ninguna se pareció a la que tuvo Hazard, sin duda la más clara para haber acabado con la tensión. El belga, feliz con espacios, estrelló la pelota en el larguero tras eludir a Muslera, en lo que habría sido la culminación de una buena jugada entre Valverde y Benzema en un tramo de buenos minutos de los de Zidane.

El técnico francés, fiel a su manual, no movía al equipo en busca de más frescura para los minutos finales y a falta de cuarto de hora, con el partido entonces solo en dirección hacia la portería de Muslera, el partido no estaba cerrado. Terim sí había agotado todos sus cambios, todos ofensivos para lanzar a los suyos ya sin miramientos hacia arriba.

Finalmente, Zidane los hizo todos prácticamente de una tacada. Vinicius (Hazard), James Rodríguez (Valverde) y Jovic (Rodrygo) fueron los elegidos para unos minutos que se presuponían complicados por lo ajustado del marcador. Sólo dos cabezazos fueron la amenaza a una victoria que al menos alivia durante una semana.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.