Clásico sin paz: incidentes antes y después del duelo entre Central y Newell's

Un grupo de barrabravas rojinegros atacó el domicilio de un dirigente rival; hinchas de Central se enfrentaron con la policía a la salida del estadio y los jugadores visitantes se insultaron con empleados del 'Canalla'
Un grupo de hinchas de Newell''s atacó la casa del vicepresidente segundo de Central
Un grupo de hinchas de Newell''s atacó la casa del vicepresidente segundo de Central Fuente: FotoBAIRES
Un grupo de barrabravas rojinegros atacó el domicilio de un dirigente rival; hinchas de Central se enfrentaron con la policía a la salida del estadio y los jugadores visitantes se insultaron con empleados del 'Canalla'
(0)
23 de octubre de 2016  • 22:07

ROSARIO (DyN) - Un grupo de barrabravas de Newell's Old Boys atacaron este domingo el domicilio particular del vicepresidente segundo de Rosario Central , Ricardo Carloni , donde robaron dinero y joyas, además de causar destrozos y realizar pintadas.

La vivienda del dirigente queda en la zona del Parque de la Independencia, cerca del Coloso Marcelo Alberto Bielsa, y el episodio se desarrolló mientras se disputaba el clásico rosarino en el Gigante de Arroyito. Carloni se enteró de lo ocurrido cuando regresó a su casa, tras presenciar la victoria de Newell's por 1-0, con gol sobre la hora de Maximiliano Rodríguez.

No fue el único incidente de la jornada vinculado con el clásico, ya que después del encuentro los jugadores del equipo visitante se dirigieron hacia el ómnibus cantando por los pasillos internos del Gigante de Arroyito como si fueran hinchas, y las letras desubicadas y agresivas generaron la reacción de los empleados de la entidad anfitriona. Así, se escucharon varios duros cruces verbales, pero la policía intervino y evitó que el problema se agravara.

Además, ni bien concluyó el partido, varios hinchas de Central que bajaron hasta la calle Cordiviola se negaron a continuar la marcha hacia Alberdi para permitir una desconcentración normal. La policía insistió, porque, entre otros riesgos, estaba la posibilidad de que los violentos se trasladaran hacia la zona donde el ómnibus esperaba al plantel 'leproso'.

Ese episodio derivó en un enfrentamiento entre los barras o partidarios agresivos y los efectivos policiales, a quienes le destinaron una lluvia de piedras. La policía respondió con balas de goma, por lo que hubo heridos en ambos grupos, aunque no se supo de ninguno de gravedad.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.