Copa América. Las debilidades de Paraguay que puede aprovechar la selección argentina

Khoukhi define ante Fernández y la acción terminará en gol en contra (y lesión en el codo) de Rojas.
Khoukhi define ante Fernández y la acción terminará en gol en contra (y lesión en el codo) de Rojas. Fuente: Reuters
Christian Leblebidjian
(0)
16 de junio de 2019  • 23:30

Luego del traspié en el debut ante Colombia, la Argentina ya se debe poner a pensar en el próximo rival, Paraguay, al que enfrentará el miércoles en Belo Horizonte, por el Grupo B. ¿Qué mostró el equipo de Eduardo Berizzo ante Qatar? ¿Qué situaciones puede aprovechar el seleccionado de Scaloni de cara al segundo partido de la Copa América?

Paraguay se movió entre los sistemas tácticos 4-2-3-1 (con Miguel Almirón delante del doble 5 compuesto por Celso Ortiz y Rodrigo Rojas) y el 4-3-3, formando un triángulo entre los tres futbolistas mencionados y, delante, dos atacantes por los costados (Hernán Pérez y Cecilio Domínguez) para intentar abastecer a Tacuara Cardozo, la principal referencia ofensiva. Domínguez se movió por la izquierda, donde más le gusta jugar. Si bien es diestro, ahí es también donde elegiría jugar todos los partidos en Independiente, con el perfil para gambetear de afuera hacia adentro y quedar con posibilidad de remate.

Ante Qatar, el equipo de Berizzo no necesitó tener mucho la pelota para genera situaciones de riesgo. En el primer tiempo solo tuvo un 37% de la posesión, pero se mostró peligroso con un plan simple y el complemento de sus individualidades. Todos sabían cómo atacar; quién va por afuera, quién intenta por dentro. Y el mejor pasador fue Miguel Almirón, que con sus entregas filtradas de zurda generó más de una chance de riesgo. De una asistencia suya había llegado el segundo gol de Tacuara Cardozo, pero la acción terminó siendo invalidada (a través del VAR) por posición adelantada de Derlis González (reemplazó en el arranque del segundo tiempo a Pérez) que recibió antes de que la pelota le llegue al exLanús.

Paraguay tuvo la ventaja de encontrar rápido la diferencia, casi desde los vestuarios, con un penal que convirtió Tacuara Cardozo, con un zurdazo fuerte, luego de que el árbitro observara una mano de Pedro Miguel. El equipo de Berizzo se puso 1-0 a los cuatro minutos, pero ya antes había generado dos aproximaciones con los remates de Almirón y del lateral izquierdo Arzamendia.

Derlis González pareció enojarse por ese segundo gol anulado a Cardozo y, con un derechazo desde 25 metros, clavó la pelota en el ángulo superior izquierdo del arquero Al Sheeb. El recurso de los disparos de media distancia es una de las virtudes de Paraguay. No solo Derlis, Tacuara, Almirón, Oscar Romero, Iturbe y Matías Rojas también son capaces de desequilibrar por esa vía.

Y así como Colombia tenía entre sus puntos fuertes el recurso de la pelota parada, Paraguay (fiel a su historia) no se queda atrás. A favor tiene como ejecutantes a Cecilio Domínguez y Almirón (Rojas, el actual refuerzo de Racing, si llegara a jugar) y como cabeceadores cuenta con Tacuara (1m93), Bruno Valdez (1m83), Junior Alonso (1m84) y Balbuena (1m88). El gol de penal de Tacuara nace de un córner que, tras ser cabeceado por Valdez, da en la mano de Pedro Miguel.

¿Dónde ofreció flaquezas Paraguay? Cuando Qatar lo atacó con pases pinchados o filtrados a las espaldas de los centrales Balbuena y Junior Alonso. Por allí le generó un par de situaciones de mucho riesgo que fueron muy bien desviadas por el arquero Roberto Fernández. Incluso el 2-2, el gol en contra de Rodrigo Rojas se generó con un pase filtrado de Akram Afif a la espalda de Balbuena que definía bien Boualem Khoukhi ante Fernández. Ese déficit no solo es responsabilidad de los centrales, sino también de un doble 5 que no presiona al poseedor del balón.

Qatar está buscando rodaje internacional para jugar su Mundial en 2022: intenta presionar en la mitad de la cancha y, una vez que recupera, generar ataques directos vía Abdelaziz Hatim y Amoez Alí, autor del descuento con un derechazo que nada tuvo que envidiarle a la definición de Denis González. Boualem Khoukhi también se desprende con rapidez y criterio desde la zona de volantes. Cuando los qataríes aceleran y toman velocidad, son difíciles de controlar.

A veces los defensores de Qatar arriesgan demasiado cuando intentan salir desde el fondo con una gambeta o toman decisiones incorrectas en zonas donde un error les puede costar demasiado caro, pero -a su manera y con sus recursos- pretenden dar pelea.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.